El concejal Javier Espinoza (Juntos por el Cambio) denunció en Fiscalía General a la intendenta de Valle Viejo, Susana Zenteno, y a su hija Danisa Schaefer Zenteno, por el supuesto delito de fraude a la administración pública. 
El motivo de la presentación es que la hija de la jefa comunal chacarera fue nombrada como empleada en la Cámara de Diputados de la Provincia cuando en realidad reside en la ciudad de Córdoba.

Tanto Zenteno como su hija salieron a defenderse de la acusación. Sin negar, ni ratificar lo planteado por Espinoza, las involucradas explicaron que la joven realiza trabajos sociales con catamarqueños que visitan o viven en Córdoba. 
Para realizar la denuncia, Espinoza ofreció como prueba un decreto firmado por el ex presidente de la Cámara baja, Fernando Jalil, donde se designa a Schaefer Zenteno como empleada del bloque nivel 2, índice 0,25, personal transitorio con funciones políticas.

El instrumento legal, que lleva el número 463 y de fecha 12 de julio, establece que la alta de la joven fue pedida por la diputada oficialista Paola Fedelli. Además, advierte que para que Schaefer Zenteno sea nombrada se dio de baja a otro empleado. La hija de la intendenta figura como empleada desde el 01 julio.

El edil también agregó como elemento probatorio el certificado de negativa de ANSES, que acredita el cobro de haberes por parte de la joven, y para ratificar que la hija de la intendenta reside en Córdoba sumó capturas de las redes sociales de Schaefer Zenteno, donde da cuenta de sus actividades en la capital de la vecina provincia.
Finalmente, solicitó a Fiscalía como medida de prueba que realice las gestiones ante la Universidad de Córdoba para solicitar un certificado de alumno regular de la denunciada.

Para el concejal, el fraude estaría dado porque la joven reside en la ciudad de Córdoba, donde cursa sus estudios, por lo que no cumpliría con el régimen laboral en la Legislatura. “Ella está nombrada en la Cámara de diputados con fecha julio de 2019 y no está prestando servicios en la misma, está estudiando en Córdoba, es de público conocimiento, y la sindico también a la propia intendenta porque en base a su influencia es que su hija consigue ese cargo. En el decreto de designación figura que es a pedido de la diputada Fedelli, y es rubricado por el entonces presidente de la Cámara de Diputados Fernando Jalil” denunció el edil.
Por su parte, la hija de la intendenta contestó a las denuncias en su perfil de Facebook, admitiendo que vive en Córdoba, pero no niega la designación en la Cámara de Diputados. “Vivo en Córdoba hace seis años y hace cuatro años que estudio y trabajo. Trabajé en un bar lavando vajilla, de moza, siendo niñera, trabajo dignamente', sostuvo.
Todo aquel que esté interesado sobre mi situación, puede informarse bien y sabrá que no hay nada que ocultar', añadió.

Trabajo social en beneficio de catamarqueños

La intendenta de Valle Viejo, Susana Zenteno, repudió la acusación en contra de su hija, a la que consideró como 'lamentable', y afirmó que la joven realiza gestiones en Córdoba para catamarqueños que viven o se encuentran en la ciudad en forma transitoria. “Como ya lo dije en campaña, no voy a responder a ataques ni a denuncias falsas; ya intentaron adjudicarme toda clase de barbaridades y me denunciaron por un montón de cosas inventadas y no me afecta', dijo.

'Ni las amenazas me dan miedo, ni las denuncias me conmueven, porque la gente sabe quiénes somos, pero se metieron con mi hija; con ella, que es un ejemplo de lucha, trabajo y honestidad, que se gana cada centavo con mucho orgullo; con ella que no va a depender nunca de nadie mientras tenga salud y fortaleza”, agregó.

“Yo sé que este hombre denunció esa barbaridad para intentar que el manto de corrupción que le iba a caer a su jefe se traslade a mí, pero se excedió al denunciar a mi hija, porque ella hace un gran trabajo, comprometido socialmente, en beneficio de residentes y visitantes catamarqueños en Córdoba. Es una gran tarea que ayuda mucho a los comprovincianos que están fuera del terruño, y la Provincia lo cumple tanto en Córdoba como en Buenos Aires, no tan solo con mi hija, sino con muchos más gestores, administrativos, acompañantes terapéuticos, etc. Es una tarea importante y se va a seguir desarrollando”, señaló.

Fuente: El Ancasti >> lea el artículo original