Nacho Fernández caminaba por el predio de River en Ezeiza para llegar al encuentro con Clarín y antes de saludar con una sonrisa y posar para las fotos, ya daba esa impresión de jugador chapado a la antigua que exhibe en el campo de juego con su estilo. No posee un cuerpo de fisicoculturista, ni ningún tatuaje grabado en la piel. Tiene un perfil bajo y está lejos de las estridencias. Añora sus días en La Plata y en Dudignac, el pequeño pueblo de la provincia de Buenos Aires en el que creció, ahí donde sigue siendo Nacho más allá de la gigantografía que le hicieron. No se hace cortes de pelo particulares y tampoco se tiñe.

“Mis compañeros me cargan porque ya me salieron varias canas pero ni loco me pinto el pelo”, dijo entre risas. Podría estar pensando en alguna oferta espectacular pero él está enfocado en seguir cosechando títulos, en continuar jugando con la banda roja sobre el pecho y en seguir haciendo historia. “Pienso en lo que tenemos que jugar por delante. Estoy muy cómodo en River y para que me vaya tiene que ser algo muy convincente porque es difícil dejar un club como este”.

-¿Es atípico lo que pasa con este grupo de jugadores que se quedan en el club más de lo que es habitual en la actualidad en el fútbol?

-Sí, eso lo genera el mismo grupo y el cuerpo técnico. Y al darse los resultados, cuesta despegarse de todo esto.

Grito de gol. Nacho le hizo uno a Boca en el Monumental por la Copa Libertadores y lo gritó con euforia de cara a la platea Belgrano. EFE/Matías Napoli Escalero

-¿Estás viviendo el mejor momento de tu carrera?

-Sí, me siento muy bien en la parte física y futbolística. Tiene un poco que ver con el buen momento que está pasando el equipo y eso hace que se destaquen las individualidades.

Para que Nacho llegara a este punto, a ser campeón de América y tener la chance de repetir ese logro, antes hubo una historia de superación futbolística. Cuando daba sus primeros pasos en Gimnasia, el equipo platense descendió y a él le dijeron que no lo tendrían en cuenta. Y se fue a préstamo a Temperley​.

x

-¿Este antecedente puede servirle de ejemplo a los más chicos, que a veces retroceder no es un fracaso sino una manera de impulsar la carrera?

-Yo trato de decirle a los más chicos que tienen que jugar. Por ahí, hay muchos chicos que no se quieren ir de su club porque se sienten cómodos o porque no quieren estar lejos de su familia. Pero el jugador necesita jugar y yo tomé esa posibilidad de Temperley para tratar de mostrarme y por suerte me fue bien.

-¿Qué recordás de aquellos días?

-Recuerdo que el primer día que llegué me sentía un poco extraño. Y había que manejar la cabeza. Cuando uno baja de categoría se la juega bastante. Porque pensás que si no andás bien es difícil que puedas volver a tu club. Pero fue una apuesta y por suerte me salió bien. Me pude mostrar y hacer varios goles. Había buenos jugadores y buena gente. Pasé un año bárbaro. Me encantó estar en Temperley, me ayudó mucho. Por eso siempre voy a estar agradecido a su gente.

-Hoy ya sos campeón de América y vas a jugar otra final. ¿Qué significa eso para vos al mirar para atrás?

-Es algo admirable. Es un logro muy importante que conseguí junto a mis compañeros. Pero no nos queremos quedar con que vamos a jugar otra final. Queremos lograr el título.

x

-¿Van de punto a jugar con Flamengo a pesar de que el último campeón es River?

-Flamengo ​es un rival de jerarquía que tiene muchos jugadores que vienen de jugar en Europa pero no creo que vayamos de punto. Es una final de Libertadores y va a ser un partido muy parejo.

-¿Ustedes corren con ventaja por haber la experiencia que tienen en estos partidos en los últimos años?

-No creo que eso sea una ventaja. Ellos tienen muchísimos jugadores que han jugado muchas cosas importantes también.

-¿Tener a Gallardo ​sí es una ventaja?

-Sí...Tenemos un gran cuerpo técnico, y un gran grupo de jugadores. Eso nos genera mucha confianza.

-¿Qué significa Gallardo para vos?

-Un gran técnico que me ha enseñado muchísimo. Es muy exigente y por eso ha logrado todo lo que consiguió. Cuando me llamó para venir a River me sorprendió. Me pareció raro que él se fijara en mí. Pero me di cuenta que él observa a todos los jugadores y si ve que podés aportarle buenas cosas al equipo, no importa cómo te llames ni donde estés.

-Cuando se dice que sos uno de los jugadores preferidos de él, ¿qué te genera?

-No creo en eso. Donde no rendís dos o tres partidos, entra uno que esté en el banco de suplentes. Gallardo les da chances a todos. Después hay que aprovecharlas.

-¿Soñaste alguna vez con este presente?

-Cuando uno es chico sueña con jugar en Primera y muchas cosas. Pero la verdad es que lo que hemos conseguido en River ha sido muchísimo y ojalá que podamos seguir por este camino y que podamos ganar otra vez la Copa.

-Y además de ir por la libertadores, también se metieron en la final de la Copa Argentina. ¿Van por todo?

-Sí, ese fue el objetivo que nos pusimos este año. Seguir siendo competitivos y pelear hasta el final todas las competencias que juguemos.

x

-Si ganan la Libertadores sería el primer bicampeonato de América de River y seguirán haciendo historia. Aunque hay muchos que dicen que ya son el mejor equipo de la historia de River. ¿Qué te genera?

-Eso lo puede decir la gente que conoce a los equipos que yo no pude ver. Por ahí alguno te dice que fue mejor otro River, cuando jugaba el Beto Alonso por ejemplo. Creo que el fútbol argentino sabe que en River hay un gran equipo. Y nosotros somos conscientes que estamos haciendo historia. De hecho, la final de la Copa Libertadores que le ganamos a Boca ya quedó en la historia y eso va a quedar marcado para el resto de la vida de todos los hinchas de River.

x

-Hablando de Boca, otra vez lo dejaron en el camino, el quinto mano a mano consecutivo. ¿Cómo lo viviste?

-Fue una alegría enorme. Haber eliminado a Boca ​otra vez en una Libertadores es algo increíble. Pero nosotros queremos el título y para eso todavía falta un partido.

El festejo de los jugadores de River en la Bombonera tras eliminar por quinta vez consecutiva a Boca de una Copa. (AP Photo/Natacha Pisarenko)

-¿Qué te dicen tus amigos o conocidos de Boca?

-Nos cargamos un poquito. Ellos tienen un poco de sensaciones encontradas. Me dicen: ´Estamos calientes porque perdió Boca, pero nos ponemos contentos porque vos estás logrando los objetivos´. Apenas terminó el partido en la Bombonera algunos de mi pueblo que son de Boca mandaron un par de mensajes felicitándome.

-¿Sufrieron en la Bombonera?

-No sé si sufrimos. Ellos metieron la pelota en el área varias veces y nos complicaron un poquito. Pero no tuvieron ninguna situación de riesgo y lo terminamos aguantando bien el partido. Quizá sufrimos que todas las divididas el árbitro (Wilton Sampaio) las daba para ellos.

-En Boca se quejaron de que a ustedes los había favorecido el VAR...

-Trato de no darle importancia a eso. En el penal de Borré yo lo pedí en el momento porque me parecía que había sido. El VAR no favorece a ninguno y trata de cobrar las cosas obvias que se ven, sea para el equipo que sea. A mí, personalmente, el VAR no me gusta. Pero sé que para algunas situaciones está bueno: un penal, un off-side, paras saber si una pelota entró o no. Son situaciones que te pueden cambiar un partido. Pero el problema es que se hace todo muy lento y más trabado. Tardan mucho en revisar las jugadas, entonces, desde ese lado no me gusta. Tendrían que buscar una manera para que sea más ágil y darle más continuidad al juego.


El pedido de Gallardo: tocar menos y llegar más


Nacho Fernández le ha sumado a su juego otra faceta: la de goleador. Si bien cuando jugaba en Gimnasia ya había hecho 16 goles (nueve de ellos fueron en 2015, antes de pasar a River), en tres años y medio, en River ya lleva 23 en casi cuatro años.

-¿En qué sentís que mejoró tu juego en estos años en River?

-He pasado por distintas posiciones y adquirí nuevas funciones. Eso me mejoró bastante. E hizo que tratara de adaptarme a lo que pide el técnico en cada partido.

-¿Dónde te sentís más cómodo adentro de la cancha de todas esas posiciones por las que pasaste?

-Siempre digo que me siento más cómodo jugando cerca del 5, estando en contacto con la pelota. Me gusta no pasar tanto tiempo sin tenerla. Me ha tocado jugar un poquito más adelante sin tener tanto contacto con la pelota, buscando los espacios y me he sentido bien, he llegado al gol. Entonces, la verdad es que me gusta eso también.

-Pisás mucho el área rival. ¿Eso es algo sumaste a tu juego con Gallardo?

-Claro, es eso lo que me pidió desde que me puso unos metros más adelante. que trate de llegar al área, al gol y que no me preocupara tanto si por momentos no toco tanto la pelota. Pero, que cuando la toque trate de hacer algo productivo para el equipo.

-Este año hiciste nueve goles. ¿Cómo te llevás con esta versión goleadora?

-Me encanta. Pero lo importante es que el equipo gane y tener un buen funcionamiento que, creo, lo estamos teniendo.

-¿Y te sentís un poco el conductor del equipo?

-No sé si conductor porque se perdió un poco eso del 10 típico, el enganche clásico que había antes. Por ahí eso lo tiene un poco más Juanfer. Yo soy un jugador que busca los espacios y cuando me tiro atrás, trato de manejar un poco más los tiempos, hacer la pausa. Pero cuando juego más adelante no es eso lo que me pide Marcelo (Gallardo). Entonces, voy rotando.

-¿Qué jugadores te gusta observar?

-Me cuesta encontrar un jugador que me guste observar. Sí miro a los que juegan en mi posición y ahí me gusta cómo juegan los dos volantes internos de Vélez: (Nicolás) Domínguez y (Lucas) Robertone. Son chicos jóvenes y me gusta esa clase de jugadores. Tienen un gran futuro.


'Es un orgullo que Riquelme me elogie'

Viste la camiseta de River y es admirado por los hinchas Millonarios pero desde la otra vereda también gana elogios. Y en el último tiempo, Ignacio Fernández ha tenido secuencias con dos personalidades identificadas con Boca. Una de ellas, Diego Armando Maradona, nada menos. Es que Nacho no se quiso perder la presentación de Diego como entrenador de Gimnasia. Y lo vivió con mucha emoción. “Maradona es el más grande de la historia y que esté dirigiendo a Gimnasia, para todos los hinchas del Lobo, es un orgullo y fue emocionante”, afirmó el mediocampista de River sobre aquella visita al Bosque. Y la otra secuencia fue con Juan Román Riquelme, quien lo elogió más de una vez. 

-¿Qué sentiste cuando Riquelme dijo que sos el mejor jugador del fútbol argentino?

-Es un orgullo que Riquelme, siendo que está identificado con Boca, haya dicho eso. Es un elogio increíble de un grandísimo jugador que dio el fútbol argentino.

-Si Riquelme te invitara a la segunda despedida, la que va a hacer con jugadores ajenos a Boca, ¿qué harías?

​-No creo que me invite, nunca tuve contacto. Pero sí me encantaría charlar con él. Sabe muchísimo de fútbol.

-¿Lo admirabas?

​-Sí, claro. A él y a Aimar desde que jugaban en la Selección Sub-20. Y también a Ortega. Fueron jugadores extraordinarios.


TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

CARGANDO COMENTARIOS

Clarín

Para comentar debés activar tu cuenta haciendo clic en el e-mail que te enviamos a la casilla
¿No encontraste el e-mail? Hace clic acá y te lo volvemos a enviar.

Ya la activeCancelar
Clarín

Para comentar nuestras notas por favor completá los siguientes datos.

Fuente: Diario Clarín >> lea el artículo original