“La venganza es un plato que se sirve frío” dice un famoso refrán que se ajusta directamente a lo que está sucediendo por estos días entre Florencia Peña en su rol de jurado del Supér Bailando 2019 y Matilda Blanco, como flamante participante.

Tras el debut de la vestuarista, Flor hizo una fuerte devolución. 'Matilda trabaja de mala y hace críticas muy hirientes. Yo creo que uno puede tener una devolución de algo que no le gustó y que sea constructivo. No voy a vengarme de nada de lo que hayas dicho de mí, pero quiero que sepas que si querés te puedo dar clases de humor para que las cosas feas que decís suenen un poco más graciosas. Vos sos bastante dañina', lanzó dejando a todos perplejos.

Al día siguiente, en diálogo con LAM, Matilda hizo su descargo. 'Me extraña lo que me dijo, porque ahí empieza el camino de la misoginia. Ella me dijo que yo actuaba, pero yo no actúo. Ella se pone mal porque cuando yo le digo que su vestido no me gusta, se le cae el canje. Peor que yo le diga que recibió dinero de donde no tenía que recibirlo', declaró enojada.

En un reciente móvil, Flor le respondió a la participante. 'Yo creo que no entendió el juego. Mi devolución no fue de venganza, todo lo contrario. Le dije que íbamos a empezar de cero, no fue de mala, de hecho, creo que mi devolución fue la más tranquila. Ella quiere ser agresiva y mala, pero no se banca lo que viene después', lanzó.

Por último, Peña cuestionó las capacidades de Matilda para bailar. 'Yo tengo una creencia, el que no sabe bailar dice que nosotros nos vengamos, ya me pasó el año pasado. Va a tener que laburar si quiere bailar bien, no es venganza, es una realidad', declaró.

Fuente: Diario de Cuyo >> lea el artículo original