Un nuevo y exitoso encuentro virtual realizó la Red Provincial de Concejalas del Frente de Todos, esta vez con integrantes de la Unión Comercial Catamarca, en el que se abordó la situación del sector en contexto de pandemia, las adversidades que padecen las mujeres comerciantes y/o empresarias para insertarse en el mercado laboral, las nuevas aplicaciones virtuales y tecnológicas, entre otros temas.

El zoom organizado por las concejalas de Capital, Ivana Ibañez y de Valle Viejo, Belky Pennise Zavaley, integrantes de la Red Provincial de Concejalas, llegó a una de las conclusiones de que existe una gran brecha laboral  entre empresarios hombres y mujeres, aunque un dato revelador indica que hay mujeres catamarqueñas que están al frente de varias empresas, pero en la práctica son representadas legalmente por hombres.

La presidenta del área Mujeres de la UCC, Azucena Luna, advirtió que una de las adversidades que atraviesan las mujeres catamarqueñas en la actividad empresarial, es obtener un espacio, y aconsejó que hay que asociar y asociarse, para articular cuestiones que hacen a la productividad, al consenso y crecimiento. “Las mujeres recién estamos fluyendo, somos asociativas como emprendedoras, pero cuesta posicionarse y es muy bajo el porcentaje de mujeres empresarias en Catamarca y como Unión Comercial estamos trabajando en cambiar y modificar esa realidad”, aseguró Luna.

Otro de los obstáculos que se presentan a la hora de emprender algo y colocarlo en el mercado local, nacional e internacional es la falta de conectividad o de un buen servicio de internet en distintos puntos de la provincia, según el análisis de la presidenta de los Jóvenes de la UCC. Luciana Bazán Costilla habló de las nuevas aplicaciones y tecnologías para reconvertir los comercios y empresas a los tiempos actuales. “La billetera electrónica-dijo- es una gran solución a esta pandemia porque dejamos de usar el efectivo y hay que ser tecnológicos, usar homebanking, mercadopago, Uala, etc, y el comercio tiene que animarse a estos medios de pago porque hoy es lo más seguro que hay”, al aclarar que para lograr mejores resultados se debe mejorar la conectividad en toda la provincia. 

En la misma línea, Gabriela Calamera, socia de la UCC, y una de las empresarias locales que logró reconvertir sus locales comerciales en pandemia, contó cómo logró reinventarse usando las redes sociales y las nuevas tecnologías. Dijo que fue un cimbronazo muy fuerte apenas empezó todo, pero con ayuda de su hija y su yerno, lograron capacitarse y asesorarse y modificar la imagen de la empresa en las redes sociales, rescatando el trabajo hormiga que venía haciendo de años y el contacto cercano con sus clientes que la ayudaron a acercar sus productos a los domicilios. Desde la UCC dijo que trabajan en capacitaciones gratuitas para ayudar a las emprendedoras mujeres y a los negocios del interior para crear empleo genuino del sector privado.

Fuente: El Ancasti >> lea el artículo original