BARCELONA (Sputnik) — España sumó en el último día dos muertes y 118 nuevos casos de COVID-19, según indicó el Ministerio de Sanidad español en su recuento oficial.

El total de fallecidos en el país desde el inicio de la pandemia asciende a 28.343, mientras que los casos positivos alcanzaron la cifra de 248.770 personas.

​El territorio que concentra gran parte de los contagios de la última jornada es Aragón, con 48 nuevos casos a raíz del brote de Huesca originado entre trabajadores de una empresa del sector de la fruta.

Con 20 contagios diarios le sigue Madrid, que en esta jornada y por primera vez desde que se declaró la emergencia sanitaria no registró ningún fallecido con coronavirus, un hecho que celebró a través de las redes sociales su presidenta, Isabel Díaz Ayuso.

Otro de los aumentos significativos se da en Cataluña, con 14 nuevos diagnósticos vinculados principalmente a residencias de mayores y a la zona de Lleida, provincia vecina de Huesca.

Por último, Andalucía suma 12 positivos relacionados con una decena de brotes en las provincias de Cádiz, Granada, Huelva, Almería y Málaga, esta última con un foco de un centenar de contagios en un centro de Cruz Roja.

Pese a la aparición de rebrotes por todo el país, el Gobierno de España da por controlada la situación y centra sus esfuerzos en la detección precoz de casos con más 40.000 test PCR diarios.

España abandonó el estado de alarma el pasado 21 de junio y los ciudadanos recuperaron sus libertades después de 100 días de confinamiento.

Con la reciente reapertura de las fronteras con Europa y el próximo levantamiento de restricciones con terceros países en julio, las autoridades mantienen especial atención en los casos de COVID-19 importados.

Alrededor de un 20% de los contagios que se detectaron en los últimos días en España se dieron entre viajeros que llegaron del extranjero.

Fuente: Sputnik >> lea el artículo original