Más información

  • La Policía de Hong Kong emplea gases lacrimógenos en Nochebuena para dispersar a miles de manifestantes
  • Hong Kong cumple seis meses de protestas ininterrumpidas con récord de participación en sus calles

Hong Kong arrancó el nuevo año con celebraciones más apagadas de lo habitual que se vieron eclipsadas por los actos de protesta registrados a lo largo de la noche y por los enfrentamientos en las calles entre manifestantes y agentes policiales.

Aunque no fueron tan intensos como en otras ocasiones, el distrito comercial de Mong Kok vio como los manifestantes más radicales bloqueaban carreteras, provocaban incendios e interrumpían el tráfico, informa el rotativo 'South China Morning Post'.

En respuesta, la Policía lanzó gas lacrimógeno y pelotas de goma para dispersar a los manifestantes, según confirmó el propio cuerpo en un comunicado.

Más de un millar de personas formaronn cadenas humanas en varios distritos para bloquear las carreteras y cantar eslóganes, mientras que otros entraban en centros comerciales para pedir a la gente que no olvide lo que ha pasado en 2019 y que siga protestando en 2020.

Nueva marcha

Entretanto, se espera que decenas de miles de personas se unan hoy a una marcha de año nuevo organizada por el Frente Civil de Derechos Humanos, grupo que en otras ocasiones ha logrado movilizar a más de un millón de personas.

Aunque la Policía ha autorizado esta marcha, en un vídeo colgado en su página web avisa de que si los manifestantes utilizan la violencia 'la gente no les apoyará' y los agentes no tendrán más remedio que proceder a arrestarlos.