MOSCÚ (Sputnik) — El papa Francisco condenó en su primera misa del año 2020 toda violencia contra la mujer, al afirmar que es 'una profanación de Dios'.

El sumo pontífice dijo que el hijo de Dios, Jesús, vino al mundo 'nacido de mujer' y que 'las mujeres son fuente de vida'.

'Sin embargo, son continuamente ofendidas, golpeadas, violadas, inducidas a prostituirse y a eliminar la vida que llevan en el vientre', agregó.

Para el santo padre, toda violencia infligida a la mujer 'es una profanación de Dios, nacido de una mujer'.

'De cómo tratamos el cuerpo de la mujer, comprendemos nuestro nivel de humanidad', afirmó desde la Basílica de San Pedro.

Fuente: Sputnik >> lea el artículo original