El Hospital Universitario Son Espases, en Baleares, ha realizado una pionera intervención de endometriosis profunda visualizando el uréter de manera cómoda y segura.

El Servicio de Obstetricia y Ginecología, ha sido el responsable de la ejecución de la intervención, la cual ha sido posible gracias a un colorante que no es perjudicial y que permite identificar más fácilmente el uréter en todo su recorrido de manera segura, según ha informado este jueves la Conselleria de Salud en una nota de prensa, quien también ha resaltado la participación de equipos multidisciplinares y el uso de tecnología de última generación.

El equipo lo configuran especialistas de ginecología, de cirugía general, de anestesiología, de urología, de rehabilitación y de fisioterapia, entre otros perfiles.
Es la primera vez que se utiliza esta nueva técnica con contraste local ureteral en las Islas.
Esta misma tecnología también permite valorar la correcta anastomosis del sigma, que, en este caso, también estaba afectado y ha requerido la colaboración del Servicio de Cirugía Colorectal.

La endometriosis afecta más a las mujeres en edad reproductiva

La endometriosis es una enfermedad que afecta a entre el 5 y el 15 por ciento de las mujeres en edad reproductiva. Consiste en la presencia de tejido del interior del útero (endometrio) en otros tejidos de la pelvis, lo que causa una inflamación crónica.

Esto provoca menstruaciones dolorosas y puede llegar a ser una causa de infertilidad.
Una de las variedades más complejas es la endometriosis profunda, como en el caso del que se ha ocupado Son Espases.
La endometriosis profunda suele afectar a los tejidos adyacentes a los uréteres, por lo que la técnica utilizada en el hospital mallorquín posibilita la clara visualización del uréter sin necesidad de introducir un catéter.

El colorante utilizado es el verde de indocianina (ICG), que es inocuo para la paciente, pero requiere un sistema óptico sofisticado.