La entrevista que Justin Bieber y Hailey Baldwin han ofrecido a la revista Vogue está en boca de todo el mundo. Más allá de que sea la primera vez que el artista habla para un medio en dos años, lo que está llamando la atención son las declaraciones que ha hecho sobre su pasado, confesando algo por primera vez: su adicción a las drogas. Justin ha revelado haber sido adicto al Xanax, un estupefaciente que habría podido poner en peligro su vida en una época en la que cayó en una gran depresión.

Y es que ser una estrella mediática a los 16 años no es normal y, muchas veces, acaba pasando factura. Eso es lo que le ha ocurrido a muchos artistas infantiles, y Justin Bieber es uno de ellos. Así lo ha revelado en su entrevista a Vogue, una charla que está dando mucho que hablar.

Justin Bieber reconoce haber pasado por una época muy oscura a lo largo de su última gira, el Purpose Tour, que le llevó a dar la vuelta al mundo con su espectáculo. Pero no todo era alegría en aquel ambiente porque, tal y como ha confesado el cantante, se sentía muy solo. “Caí en una gran depresión estando de gira”, se ha sincerado el artista, añadiendo que “no he hablado mucho sobre esto y todavía estoy procesando todas las cosas sobre las que no he hablado. Me sentía muy solo. Realmente necesitaba tomarte un tiempo”.

Hace dos años, Justin Bieber puso punto y final a esa situación cancelando los últimos 14 shows que le quedaban y apartándose de los medios de comunicación. “Hice tantas cosas de las que luego me he avergonzado”, comenta el joven de 24 años quien, desde el mes de septiembre, está casado con la modelo Hailey Baldwin.

Justin Bieber manifiesta haberse sentido desilusionado con la industria musical y “el simple hecho de pensar en música me estresa”. Esa puede ser la razón por la que el artista se ha alejado de lo escenarios y no ha publicado material nuevo en los últimos años. “He tenido éxito desde los 13 años así que realmente no tuve la oportunidad de descubrir quién era más allá de lo que hacía”, ha explicado.

El comportamiento de Justin Bieber por aquel entonces comenzó a degenerar, mostrando a una joven arrogante y despreocupado que protagonizaba una polémica tras otra. “Creo que usaba Xanax porque estaba muy avergonzado”, admite. En esos tiempos en los que las fiestas y la promiscuidad eran su día a día, su adicción a las drogas se hizo más fuerte.

“Mi madre siempre me ha dicho que trate a las mujeres con respecto. Para mí eso siempre estuvo en la cabeza mientras lo hacía, así que nunca pude disfrutarlo. Las drogas pusieron como una barrera entre mí mismo y lo que estaba haciendo. Me ensombrecí mucho. Creo que hubo un tiempo en el que mi gente de seguridad entraba por la noche a mi cuarto para comprobar mi pulso y ver si aún estaba respirando”, ha confesado.

Por suerte, esa época de oscuridad es cosa del pasado y Justin Bieber disfruta de una vida tranquila junto a su esposa, Hailey Baldwin, con quien ha recuperado la ilusión.

Relacionadas
Kylie Jenner se deja maquillar por un robot y este es el asombroso resultado
Las cinco frases de la última canción de Thalía que están causando controversia

Fuente: La Vanguardia >> lea el artículo original