El 23 de diciembre, el departamento de fiscalización y control de Mendoza publicó en el sitio oficial del Gobierno provincial que una sidra elaborada en el Valle de Uco no no se encontraba en condiciones para el consumo.

Se trata de La Farruca, con plantas de envasado de Tunuyán. Los dueños de la firma manifestaron que se trató de un error en el control y testeo que se hizo del producto y aseguraron que autoridades de esta dependencia reconocieron el error, el cual afirman que les causó un perjuicio económico ya que la publicación se hizo el día anterior a la Nochebuena.

Sin embargo, fuentes de la Dirección de Fiscalización detallaron al POST cómo fue la situación.  Desde la dirección de fiscalización de la provincia de Mendoza existen operativos programados de control. El operativo Navidad comenzó a mediados de noviembre cuando se extrajeron muestras de sidras de diferentes marcas en bocas de expendio de la provincia tales como supermercados y mayoristas.

 El resultado del análisis se obtuvo el 19 de diciembre arrojando como resultado que el producto no es apto para consumo ya que excede los niveles de alcohol permitidos por el código alimentario argentino. Consecuentemente se labró un acta de infracción al comercio quien tiene 10 días hábiles para hacer su descargo.

Ver más: Alertaron por una sidra mendocina no apta para el consumo 

Paralelamente se realizaron tomas de muestras en fábrica el día 16 de diciembre, en cuyo caso se tomaron 8 muestras, de las cuales 3 arrojaron como resultado que el producto no era apto para consumo coincidiendo en un caso con un producto que en bocas de expendio también dio el mismo resultado. 

Dichos resultados fueron obtenidos el día viernes 20 de diciembre, día en el que se citó al responsable de fábrica a realizar la contra verificación para el día 26 del 12. El día lunes 23 de diciembre, la dirección de fiscalización contaba con tomas de muestra tanto en fábrica como en bocas de expendio con resultados no aptos para consumo. Si bien se encontraban programadas contra verificaciones, en pos de cuidar la salud pública, se decidió emitir un comunicado de sugerencia de suspender el consumo de los lotes especificados de productos que tenían desperfectos, ya que esperar los plazos de realización de las contrapruebas podía poner en riesgo la población. 

Los resultados obtenidos en la contraverificacion del día 26 dieron niveles normales de alcohol. 

De este modo, el organismo asegura que no hubo ningún error sino que se tomaron medidas de precaución basadas en resultados de análisis de manera preventiva, cumpliendo con la normativa vigente.

Fuente: MendozaPost >> lea el artículo original