En una semana donde la Cumbre del Clima ha sido noticia a nivel mundial hay que tener encuenta que es clave el compromiso de los países y de las comunidades de países para hacer frente a los gases de efecto invernadero.

Cinco enclaves generan el 60% de la contaminación mundial, es decir, China, UE, India, EEUU y Rusia.
China es, con diferencia, el que más contamina, un 30% de esos gases.
Le siguen Estados Unidos. La Unión Europea, India y Rusia, que aportan otro 30% de esas emisiones que ponen en peligro al resto del planeta.

La diferencia radica en que algunos están dando pasos para contaminar menos y otros no, sobre todo los países más extensos: China y Rusia.
Lo que denuncia la ONU es que faltan a su palabra

En la última gran cita del clima, en París en 2015, se fijó el objetivo de que la temperatura del planeta no suba más de 2 grados.
Enseguida se comprobó que no era una meta demasiado ambiciosa y ahora se busca que no suba más de un grado y medio, y ya vamos por 1,1.
Además, Estados Unidos se salió de ese pacto
así que ya no va a hacer gran cosa por evitarlo.

Es ahora aquí en Madrid donde todos deben ponerse de acuerdo en cómo implantar y vigilar que se cumple ese límite.