Siguiendo las órdenes de la fiscal Andrea Lorente, efectivos de la Policia de los departamentos de Malargüe y San Rafael, trabajaron en conjunto para lograr la detención de los sospechosos de asesinar a Carlos Moyano (59) el pasado miércoles cerca de la medianoche en la zona de El Chacay, cerca de la Laguna Blanca.

La clave fue el testimonio de un hombre que asistió a la víctima cuando este aún estaba con vida y que aseguró que Moyano le contó que dos sujetos lo habían apuñalado y que le habían robado la camioneta (Volkswagen Amarok gris), el dato impulsó el amplio operativo de búsqueda.

El vehículo apareció abandonado en la misma ruta, en el ingreso de la Laguna Blanca, y los asesinos huyeron a pie. El rodado fue periciado por Criminalística y el cuerpo del transportista de 59 años fue trasladado a la morgue.

Este jueves, personal de la Unidad Investigativa de Malargüe detuvo a un menor de 14 años que habría participado del hecho. Por su edad, fue rápidamente puesto en libertad. Sin embargo, cerca del mediodía, efectivos policiales detuvieron a dos hombres de apellidos Enriz y Acosta, de 23 y 26 años respectivamente, quienes son cuñados entre sí.

Los sujetos iban caminando por la ruta 184, cerca de la calle Los Tamarindos, del paraje La Junta, a poca distancia de donde había sido encontrada la camioneta de la víctima. Al mismo tiempo, pero en la ciudad de Malargüe fue aprehendida una mujer por presunta participación en el hecho.

Los tres fueron trasladados a la Comisaría 24° y quedaron a disposición de la Justicia. Las informaciones que llegaron desde el Sur provincial, refieren a una posible imputación por el delito de Homicidio criminis causa.

Fuente: MendozaPost >> lea el artículo original