Crítica de 'El traidor'

Para los que crean que un corrupto es el mejor veneno contra la corrupción.

PorEl traidorArte

Dirección: Marco Bellocchio
Reparto: Pierfrancesco Favino, Maria Fernanda Cândido, Fabrizio Ferracane, Luigi Lo Cascio, Fausto Russo Alesi, Nicola Calì
Título en V.O: Il traditore
País: Italia Año: 2019 Fecha de estreno: 05-12-2019 Género: Biopic Color o en B/N: Color Guion: Marco Bellocchio, Valia Santella, Ludovica Rampoldi, Francesco Piccolo Fotografía: Robby Baumgartner Música: Nicola Piovani Fotografía: Vladan Radovic
Sinopsis: A principios de los años 80 se produjo una guerra entre los jefes de la mafia siciliana.
Tommaso Buscetta, un hombre hecho a sí mismo, decide huir para esconderse en Brazil.
Sus hijos son asesinados mientras él se ve incapaz de hacer nada para impedirlo.
Cuando es extraditado por la justicia brasileña, Buscetta toma una decisión totalmente inesperada tanto para él como para todos los que le conocían: decide reunirse con el juez Giovanni Falcone, traicionando así el juramento que realizó con la Cosa Nostra.

45​

Lo mejor: un espléndido Favino y el retrato de su paradójico antihéroe.

Lo peor: su sólido clasicismo puede decepcionar a los fans del Bellocchio más radical.

A Marco Bellocchio siempre le han repugnado las instituciones, sobre todo las que se vanaglorian de tomar la familia como modelo estructural.
Es en ese sentido que la mafia, con sus falsas fidelidades, sus puñaladas traperas y sus jerarquías de gran corporación, le producen el mismo sarpullido que la Iglesia.
Por eso siente empatía por un personaje como Tommaso Buscetta, desertor de la Cosa Nostra que, con sus confesiones verdaderas, permitió el arresto e imputación de 475 de sus miembros.

Bellocchio lo retrata como un hombre contradictorio, paradójico, fascinante en su capacidad de reinventarse como hombre de familia y de negocios en Brasil mientras deja atrás a su otro yo, también casado y con hijos, en el crimen organizado.
Su bigamia es significativa, en tanto que define la bipolaridad de la dimensión narrativa de su personaje, que se sostiene en una traición que es a la vez un acto heroico.
Apoyado en la magnética presencia de Pierfrancesco Favino, Bellocchio vertebra su parcial biopic como un apasionante thriller procedimental, escrito con rigor y astucia casi como un relato periodístico de investigación, sin más florituras que las de su diáfana claridad expositiva y la afinidad con su antihéroe.

Fuente: Fotogramas >> lea el artículo original