Se anunció un combate entre el Chino Maidana y Acero Cali para el año que viene, con reglas boxísticas, y se planteó la duda: ¿está bien o mal? ¿Será con seriedad o una payasada, como algunos temen? ¿Tienen derecho a hacerlo? ¿Qué hay en juego y qué riesgos se corren? La tendencia mundial dominante marca que estos tipos de espectáculos se están imponiendo lentamente.

No nos atajemos, tampoco prejuzguemos, ni tiremos la primera piedra.

Fuente: Diario Popular >> lea el artículo original