Aunque ya no es frecuente que asombre con jugadas monumentales, la presencia del astro del Barça en la Selección viene acompañada por relieves que definen una evolución y un compromiso con el equipo que merece ser celebrado.

A falta de genialidades, Lionel Messiestá ofreciendo en la Selección lo que siempre se le reclamó: mayor compromiso futbolístico.
Para profundizar en el área de las genialidades que con la camiseta argentina y en el gran plano internacional (por ejemplo ante Brasil y Uruguay), Messi no puede regalar, se hace necesario apelar a una mirada que no sea cortesana ni indulgente.

Fuente: Diario Popular >> lea el artículo original