La misma suerte correrán las de Villa Mercedes, San Luis; Villa María, Córdoba; Santiago del Estero; Santa Rosa, La Pampa, y Balcarce, en la provincia de Buenos Aires. La Bancaria llamó a asambleas y dispuso el estado de alerta y movilización.

La Asociación Bancaria (AB) denunció nuevamente a las autoridades del HSBC Bank ante 'su insistencia en el cierre de sucursales sin fundamento o justificación económica alguna', por lo que decidió realizar asambleas el próximo miércoles en las dos últimas horas de atención al público, con interrupción de operaciones, en todo el país.

Los directivos del HSBC determinaron el cierre de las sucursales de San Rafael y Malargüe, en la Mendoza, pero también las de Villa Mercedes, San Luis; Villa María, Córdoba; Santiago del Estero; Santa Rosa, La Pampa, y Balcarce, en la provincia de Buenos Aires.

El gremio convocó a asambleas en todas las sucursales del país para el día 20, en las dos últimas horas de atención al público, señaló un comunicado firmado por el titular del sindicato y el secretario de Prensa, Sergio Palazzo y Eduardo Berrozpe.

'No hay motivo para esos cierres que, al afectar la situación de trabajadores y usuarios, tienen en el marco de la situación del país un claro objetivo desestabilizador', afirmaron.

La Bancaria dispuso ayer el estado de 'alerta y movilización' y denunció por 'desestabilizador' al HSBC, y expresó que 'la entidad insiste en la reducción de sus posiciones en el país, no obstante los enormes beneficios obtenidos durante años. Además es una entidad investigada en varios países por lavado de dinero y fuga de capitales'.

Comparte esto: