Aseguran que Alfredo Cornejo comenzaría a ver despejado el camino hacia su eventual reelección en el cargo al frente de la UCR tras una conversación que mantuvo con el gobernador de Jujuy y referente partidario, Gerardo Morales, aunque mantiene la presión sobre los bloques del Congreso.

Según publica la agencia Noticias Argentinas, el actual gobernador mendocino y el jujeño mantuvieron una charla telefónica en los últimos días para tratar de acercar posturas y bajar el tono de la pelea interna por los distintos cargos del partido centenario, que deberá renovar a sus autoridades en diciembre, aunque se plantea patear esa definición para marzo.

Morales aparecía como un posible candidato a la presidencia del partido mientras Cornejo concentraba sus energías en conseguir la jefatura del bloque radical de la Cámara de Diputados, a donde llegará el 10 de diciembre, pero ese panorama cambió en los últimos días.

Cerca del gobernador de Jujuy señalaron a Noticias Argentinas que su prioridad por el momento es robustecer al gobierno provincial y no conducir al partido, lo que implica que el mendocino tendría el camino despejado para ser reelecto como presidente del Comité Nacional de la UCR.

Así lo indicaron otras fuentes del partido que siguen de cerca las negociaciones por los distintos lugares del esquema de poder de la UCR, como son las presidencias de los bloques de diputados y senadores nacionales, donde el mendocino tiene la mira puesta.

El entorno de Cornejo ya dejó trascender varias veces que el gobernador de Mendoza no llegará al Congreso para ser un diputado más, pero sigue encontrando resistencias a su intento por ocupar los lugares centrales de ambas cámaras.

El actual jefe del bloque de diputados, el cordobés Mario Negri, mantiene el apoyo de buena parte de esa bancada para continuar en el cargo, según confían cerca suyo, y a Cornejo no le alcanzaría el respaldo que tendría de los diputados alineados con el referente del radicalismo porteño Enrique 'Coti' Nosiglia.

Ante la posibilidad de perder esa pulseada, el mendocino se inclinaría por mantener la presidencia del partido, aunque también comenzó a promover a Martín Lousteau como jefe del bloque radical del Senado.

Fuentes cercanas al senador electo por la ciudad de Buenos Aires señalaron a NA que esa posibilidad le resulta interesante pero que más le interesa que Cornejo encabece el interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados. Siempre puede haber alguna opereta detrás.

Cercano a Nosiglia y al secretario de la UCR porteña, Emiliano Yacobitti, Lousteau se prepara así para jugar combinado con Cornejo, con el respaldo de ese sector del radicalismo.  La UCR comienza así a dirimir los distintos lugares de influencia de cara al debate sobre el armado político y el liderazgo del frente Juntos por el Cambio cuando le toque pasar a la oposición el 10 de diciembre. 

Fuente: MendozaPost >> lea el artículo original