Sin duda alguna hay una gran variedad de colores de labiales por los que puedes optar en diferentes momentos, sin embargo hay algunas mujeres que aman pintarse los labios solo de color rojo, pero ¿sabes cuál es su significado? ¡te vas a sorpender!

Muchos expertos dicen que el color rojo en los labios nunca pasa de moda, que representa un mensaje oculto de sensualidad, muestra feminidad, poder y seguridad.

El significado de pintarte los labios de rojo durante mucho tiempo mismo ha estado plagado de suposiciones, incluso las mujeres que les gusta ese color han causado controversia. Durante siglos (tiempos medievales) fue catalogado como un sello de inmoralidad, por lo que los labios carnosos y sensuales te haría llegar más rápido al infierno.

TE PUEDE INTERESAR: Significado-de-que-tu-pareja-no-te-diga-buenas-noches--20191105-0219.html' target='_blank'>Significado de que tu pareja no te diga buenas noches

Años más tarde el rojo en los labios causó que el lápiz labial rojo, fuera considerado como un signo de brujería, por tal motivo las mujeres que usaban este tono fueron fueron juzgadas y relacionadas con actividades de hechicería o promiscuidad.

Muchísimos años después,  gracias a las películas de Hollywood en la Edad de Oro, el lápiz labial rojo llegó a considerarse ampliamente aceptable, incluso muchas mujeres querían usarlo simpre, ya que este tono contaban con un poder ampliamente femenino.

En 1950 Marilyn Monroe dejó claro que pintarse los labios de rojo definitivamente era un signo de  sensualidad, por lo que poco después las mujeres comenzaron a usar el lápiz labial rojo como una herramienta para seducir pero a la par proyectaban seguridad, pero no cualquier mujer se atreve a pintar sus labios de un color tan emblemático.

Pintarse los labios de rojo signifca que las mujeres quieren lucir y sentir elegantes, atrevidas, auténticas, tanto que incluso tienen el poder de captar miradas y dejar a todos sin palabras y tu, ¿te pintas los labios de rojo?

Únete a nosotros en Instagram

Fuente: La Verdad >> lea el artículo original