Usar la naturaleza para restaurar el equilibrio ecológico.
Esa es la propuesta que un grupo de científicos ha analizado y publicado en la revista científica 'Environmental Science & Technology'.

La tecnología para controlar y eliminar los contaminantes del aire puede ser costosa y, a menudo, necesita de una gran cantidad de energía.
Por eso, como alternativa, los investigadores están buscando soluciones basadas en la naturaleza (NBS en sus siglas en inglés), una forma de infraestructura sostenible que utiliza elementos naturales, en lugar de fabricados.

Según este estudio, citado por Phys.org, las NBS son adaptables, rentables y pueden proteger la vida silvestre, por lo que es una solución verdaderamente 'verde' en la lucha contra la contaminación y el cambio climático.

NBS, ¿la solución?

Los investigadores decidieron verificar la viabilidad de estas NBS en los Estados Unidos.
Así, tomando como referencia la vegetación existente, el nivel de emisiones contaminantes del aire y el área de tierra disponible para la reforestación, vieron si era posible la implantación de NBS, teniendo en cuenta el aspecto financiero.

Se analizó la vegetación existente, el nivel de emisiones contaminantes y la tierra disponible para la reforestación

El equipo descubrió que en el 75 por ciento de los condados (regiones administrativas que dividen los estados en los Estados Unidos) analizados era más económico usar soluciones basadas en la naturaleza para mitigar las emisiones que implementar intervenciones tecnológicas.

Aquellos condados en los que, financieramente, no merecía la pena las NBS no tenían suficiente tierra disponible o el coste de los métodos tecnológicos era menor que el de la recuperación medioambiental.

En general, los investigadores descubrieron que tanto las poblaciones urbanas como las rurales podrían beneficiarse de las NBS, aunque habría que considerar muchos factores ambientales antes de poner en práctica este enfoque.