Todos cometemos errores, es normal y necesario para aprender, y aunque “nadie escarmienta en cabeza ajena”, probablemente a todos nos hubiera gustado que alguien se tomara el tiempo de advertirnos u orientarnos antes de dar un mal paso, por eso el día de hoy te contaremos algunos de los errores financieros más comunes que todos emprendedor primerizo comete.

Dejar las cuentas de bancos vacías

Está excelente que reinviertas tus ganancias en la compañía, pero siempre debes de hacer cuentas y llevar a cabo un plan, de hecho, nadie lo explica mejor que Alan Moore, de XYPlanningNetwork.com:

“Como emprendedores solemos ser bastante malos al manejar el efectivo. En cuanto tenemos algo de dinero en el banco, lo reinvertimos en nuestras compañías. Aunque esto puede tener un retorno de inversión importante, en el medio tiempo te deja vulnerable a los cambios del mercado. Sólo manejar efectivo es como tener un seguro en contra de la vida. Simplemente no sabes qué pasará con tu negocio o vida personal y cuando necesitarás tener fondos de emergencia”.

No tener en cuenta el retorno de inversión

Aunque no toda inversión puede ser ‘segura’ (en realidad ninguna lo es), es importante meditar al respecto e invertir únicamente cuando creas que habrá un retorno.

“Cada dólar que gastes en tu compañía debe tener la posibilidad de multiplicarse. No persigas la vanidad o “branding” a menos de que puedas medirlo de alguna manera. No siempre tiene que ser una inversión segura, pero debe tener el potencial de convertirse en una”.  - Jim Wang, de KasaiMedia.com.

Ser tacaño

De acuerdo con Lena Presley Gott, de WhatMommyDoes.com, no puedes ser igual de austero en tu vida personal y en tu negocio, pues aunque no pasa nada cuando decides no comprar un auto último modelo o remodelar tu hogar, cuando no inviertes en productos y servicios necesarios para tu empresa, impides su evolución y crecimiento.

“No seas tacaño en los gastos necesarios para hacer que tu negocio crezca, aun cuando no tengas demasiadas ganancias”.

Te puede interesar: Cursos online GRATIS para aprender a abrir un negocio desde cero

Ser desorganizado

Ser desorganizado puede traducirse en perder una oportunidad importante de trabajo, perder un cliente o gastar dinero extra de forma innecesaria.

“La falta de orden es tóxica. No cumplir con los plazos, gastos fuera de control y no saber dónde se guardan documentos o contactos simplemente frenan el crecimiento de un negocio. Implementa un sistema personal de organización que te permita tener cada cosa en su lugar para que puedas ser más eficiente”. -John Wedding, MightyBargainHunter.com.

Ser obstinado y poco realista

Emprender un negocio es una decisión importante y claro que es válido (y fundamental) hacer todo lo posible porque este tenga éxito, sin embargo, a veces hay que entender que el proyecto ya no da para más y hay que replantear la estrategia o aprender a soltar.

“Este error lo veo muy seguido: inyectan más dinero a un negocio que de verdad debería ser replanteado. En teoría, deberías tener tracción (tus primeros clientes pagadores) a los pocos meses de iniciar tu negocio. Si no lo estás logrando, es momento de cambiar de estrategia. De lo contrario sólo estarás engañándote a ti mismo, perdiendo el tiempo y retrasando lo inevitable”.- Doug Nordman, de The-Military-Guide.com.

Fuente: Brandon Turner, Entrepreneur.

Dale click a la estrella de Google News y síguenos.

Fuente: La Verdad >> lea el artículo original