El Bloco de Esquerda, uno de los socios de la mayoría que apoyó al gobierno en la anterior legislatura portuguesa, ofreció hoy, con condiciones, al socialista Antonio Costa, designado para encabezar un nuevo Ejecutivo, un acuerdo para toda la que acaba de comenzar.

El Bloco, cuyo apoyo le basta a Costa para gobernar, le tendió la mano a Costa en una reunión mantenida en la sede del partido, en la que le ofreció una propuesta de 'entendimiento inicial' para plasmar en el programa de Gobierno.

Fuente: EFE >> lea el artículo original