El secretario de Cultura, Pablo Avelluto, se cruzó duramente con el periodista de C5N, Alejandro Bercovich. Avelluto acusó a Bercovich de hacer 'prensa canalla', tal como se llamaba a la prensa colaboracionista durante la última dictadura, y Bercovich le respondió de manera francamente enfática, acusándolo además de pretender censurar a su programa 'Brotes verdes'. Todo empezó hace dos semanas, cuando Bercovich exhibió un fragmento del documental Los ñoquis, donde se muestra a una persona llevándose equipos del Cepia (Centro de Producción e Investigación Audiovisual). La persona en cuestión era Carolina Azzi, documentalista y pareja de Avelluto. El hecho formó parte del desmantelamiento casi completo que sufrió el CePia durante el macrismo, y Avelluto le envió una intimación a leer su réplica, completa y sin editar, bajo apercibimiento de iniciar acciones legales.

En su programa 'Brotes verdes', Bercovich  dijo que no necesitaba una intimación legal para conceder un derecho a réplica y que el secretario de Cultura siempre estaba invitado a dar su parecer en el programa, pero había optado por no hacerlo. Luego, leyó una parte de la carta de Avelluto ('No la voy a leer entera: puede hacernos juicio si quiere', ironizó). El secretario de Cultura negó que los equipos hayan sido robados del patrimonio del Estado e indicó su paradero actual. Bercovich admitió la explicación del funcionario, pero sostuvo su crítica al desguace del área y la desprolijidad del procedimiento.Y, sobre todo, no le dejó pasar un párrafo: 'Cualquier recurso es bueno para hacer periodismo canalla. Exactamente igual a lo que se hacía durante la dictadura militar. Bercovich hubiera pasado desapercibido entre aquellos que escribían acerca de la 'campaña antiargentina''.

 

Mirá el video

El comentario le resultó insultante a Bercovich, quien aprovechó para recordarle a Avelluto varias frases polémicas relacionadas con Derechos Humanos y dictadura: una en la que dijo que la agenda del macrismo priorizaba 'defender los derechos humanos de los vivos', un tuit en el que caracterizaba a la autodenominada 'Revolución Libertadora' como 'mi golpe favorito' y otro en el que decía 'la dictadura me parece tan irrelevante como Agustín Rossi'. Bercovich llamó 'Negacionista' e invitó al secretario de Cultura a visitar la ronda de las Madres el próximo jueves, preguntar por Norita Cortiñas, exponerle sus ideas sobre Derechos Humanos y luego 'si no te morís de vergüenza', asistir a su programa 'Brotes verdes'. ¿Volverá a replicarle Avelluto?

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Fuente: Big Bang News >> lea el artículo original