La resolución señala que Cuba nacionalizó en 1960 todos los bienes y empresas de personas naturales o jurídicas, entre ellos los de Santa Lucía Company SA y Sánchez Hermanos, los demandantes. Agrega que en ese marco, Meliá Hotels 'obtuvo del Estado cubano una autorización para gestionar y explotar' los terrenos que ocupa en Playa Esmeralda, propiedad de Gaviota SA, una sociedad del Estado isleño. 


La disputa comenzó después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, activara el Título III y IV de la Ley Helms-Burton, que todos sus antecesores habían mantenido suspendidos desde que se aprobó esa norma, en 1996.

La medida permite a los estadounidenses, entre ellos los cubanos nacionalizados, demandar ante cortes de Estados Unidos si alegan que se están beneficiando de propiedades en Cuba que eran suyas o de su familia antes de la Revolución liderada por Castro en 1959.

Fuente: Télam >> lea el artículo original