El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado cambios en su Ley de Especies Protegidas, algo que las organizaciones ecologistas han criticado duramente porque, según ellas, debilita la protección a animales y plantas en peligro de extinción, según informa BBC.

El secretario de Interior de Estados Unidos, David Bernhardt, un antiguo lobbista del petróleo, ha informado de las 'mejoras' que recibirá la Ley de Especies Protegidas, que lograrán 'aumentar la transparencia y efectividad, y traer la gestión de la ley al siglo XXI'.

Donald Trump reautoriza el uso de 'bombas de cianuro' para matar animales salvajes

Daniel GamarraEl Gobierno de Trump ha vuelto a autorizar el uso de 'bombas de cianuro' con el objetivo de eliminar animales salvajes en beneficio de grupos de agricultores y ganaderos

'La mejor manera de defender la Ley de Especies en Peligro es hacer todo lo que podemos para garantizar que sigue siendo efectiva para lograr su meta última, la recuperación de nuestras especies más raras.
La efectividad de la ley descansa en una aplicación clara, consistente y eficiente', ha argumentado Bernhardt.

Sin cambios desde 1973

Hay que recordar que la actual Ley de Especies Protegidas data de 1973 y fue sancionada por el presidente republicano Richard Nixon.
Esta, protege a más de 1.600 especies de plantas y animales y se dice que gracias a ella se evitó la extinción de especies como el cóndor de California, el manatí de Florida, la ballena gris o el oso pardo.

Los grupos ecologistas han recibido con críticas este anuncio y han acusado a los legisladores de favorecer a la industria y a las multinacionales por encima de la protección a la naturaleza y a los animales en Estados Unidos.

Según ellos, estas “mejoras” de la norma eliminarán las protecciones automáticas de determinadas especies, será más complicado considerar los efectos del cambio climático al decidir si una especie determinada merece protección y se incluirán evaluaciones económicas en la toma de decisiones, cuando hasta la fecha solamente se tomaba en cuenta la evaluación científica.

Según estas mismas organizaciones, esta nueva normativa, que entra en vigor en menos un mes, facilitará nuevas extracciones mineras, de petróleo y gas en zonas donde viven especies protegidas, lo que complica su supervivencia.

A los tribunales

'Los cambios, que podrían conducir a la extinción de cientos de animales y plantas, son ilegales e iremos a los tribunales para evitarlos', ha advertido el grupo ecologista Centro para la Diversidad Biológica de EE.UU.
en un comunicado.

Estos cambios normativos, en palabras del director del citado Centro para la Diversidad Biológica, Noah Greenwald, 'podría ser el principio del fin para animales como la mariposa monarca o el glotón (también conocido como wolverine)'.

El vicepresidente de Earthjustice, otra ONG para la protección del medioambiente, Drew Caputo, se ha mostrado incluso más contundente: '(Esta ley) tiene las mismas dos características de la mayoría de las acciones de la Administración de Trump: es un regalo para la industria y es ilegal'.