Rafa Nadal ganó el Masters 1000 de Montreal, pero no estará en el de Cincinnati.
El canadiense será su único torneo en pista dura antes del US Open que comienza en dos semanas.
El número 2 del mundo sigue dosificándose, evitando forzar demasiado la máquina a pesar de encontrarse bien, quizá en uno de los mejores momentos de su carrera.
Suma tres torneos en 2019 y está asentado en el número 2 de la clasificación de la ATP.
Además, ha dejado atrás los problemas físicos que sufrió a comienzo de año.

'Llevo sano un tiempo.
Desde Madrid creo que he ido mejorando en todos los aspectos, especialmente mi cuerpo.
Mi cuerpo está mejor.
Eso me hace jugar mejor, también porque mi mente está centrada en el tenis y no pensando en si puedo hacer esto o aquello
', explicó en la rueda de prensa posterior a su victoria en Montreal.

Si está bien, ¿por qué no juega en Cincinnati? El motivo comunicado al torneo es cansancio, pero el de Montreal ha sido el primero desde Wimbledon, que terminó hace cais un mes.
Entre el 9 de junio, fecha de la final de Roland Garros, y el 26 de agosto, comienzo del US Open, Nadal habrá jugado en Wimbledon y Montreal.
Son dos torneos en dos meses y medio.

Más que cansancio, puede quelo que hay adetrás de la decisión de Nadal es prudencia para planificar el último tercio de la temporada.
Si no se lesiona, terminará a finales de noviembre, con la nueva Copa Davis en la que ya ha dicho que quiere estar.
Eso son tres meses y medio más de competición, con varios torneos de participación obligatoria para un tenista de su nivel.

Nadal ha jugado 10 torneos este año.
Si participara, además del US Open, en los dos de la gira china (Pekín y Shanghái), París y la Copa de Maestros, llegaría a 14, la cifra más baja desde 2012 si exceptuamos el año pasado, en el que tuvo muchos problemas de lesiones.
La media de su carrera desde 2004 es de 17 torneos, pero la tendencia es a la baja por sus problemas físicos y por la decisión de jugar menos.

Nadal 'solo' intenta estar sano

'Ya no juego tanto, ¿no? No estoy jugando tantos torneos.
Solo intento jugar cuando estoy sano, cuando quiero jugar'
, dijo.
'Honestamente, tengo que saltarme torneos porque he tenido más lesiones de las que quisiera.
Esa es la principal razón.
Cuando estás lesionado, tienes que recuperarte, tienes que cuidar cada movimiento.
Eso provoca que pierdas días de tenis en tu carrera.
Mentalmente es frustrante.
Solo intento evitar esas cosas.
Si estoy jugando bien, si soy capaz de ganar partidos, por supuesto que tengo más posibilidades de elegir mi calendario'.

Los tenistas no son totalmente libres para elegir su calendario.
Los 30 primeros de la clasificación deben jugar los cuatro toneos de Grand Slam, ocho de los nueve Masters 1000, al menos cuatro torneos ATP 500 (uno de ellos después del US Open), dos ATP 250 y la Copa de Maestros si se clasifican.
Nadal ya no puede cumplir con el ocho de nueve en Masters 1000 porque se perdió Miami por lesión.
Debe jugar en Shanghái y París, que termina en noviembre, una semana antes de la Copa de Maestros.
La traca final es la Copa Davis en Madrid.

'No creo que las temporadas sean demasiado largas.
Lo que son muy largos son los torneos obligatorios
.
Por mí, las temporadas podrían ser más largas.
Ese no es el problema', declaró este domingo.
'La razón de que cuanto más largas, mejor, es que creamos más puestos de trabajo.
Hay más jugadores que pueden jugar torneos.
Los deportes no son grandes solo porque los mejores ganen mucho dinero.
Son más grandes cuando hay más gente viviendo de ellos.
Creo que podemos tener más y más torneos.
Ese no es el problema.
El problema es que los torneos obligatorios llegan hasta finales de noviembre'.

'En esos torneos te tienes que enfrentar a los mejores jugadores del mundo.
La gente siempre recibe críticas cuando juega exhibiciones.
Ese es un mundo diferente, no es lo mismo jugar una exhibición que jugar un torneo oficial contra los mejores jugadores del mundo', continuó.
'Para mí el problema es que los torneos obligatorios llegan hasta la última semana de la temporada.
Eso es lo más importante.
Si fuéramos capaces de saltarnos...
no saltarnos, sino de que se disputen antes, y de seguir teniendo torneos, sería mejor para todos, creo'.