El presidente Donald Trump desistió este jueves de su plan de incluir una pregunta sobre ciudadanía en el censo 2020. En lugar de ello, dijo que ordenará a todas las dependencias y agencias federales que entreguen al Departamento de Comercio todos los archivos que solicite en relación al número de ciudadanos estadounidenses y extranjeros que viven en el país.

Trump dijo que firmará una orden ejecutiva para poner en marcha su plan 'inmediatamente'.

Mirá también
Mirá también

Las redadas masivas de inmigrantes sin papeles en Estados Unidos comenzarían el domingo

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Trump dijo en la Casa Blanca que no se está alejando de su idea de intentar contar a los ciudadanos de los Estados Unidos, pero reconoció los contratiempos legales de insertar una pregunta sobre ciudadanía en la encuesta nacional de población.

'No estamos retrocediendo en nuestro esfuerzo por determinar el estado de ciudadanía de la población', dijo Trump al presentar un plan para emitir una orden ejecutiva que solicita a los departamentos y agencias de EE.UU.
que encuentren formas de determinar el número de ciudadanos.

La Corte Suprema, a fines del mes pasado, impidió que se agregara una pregunta sobre ciudadanía en el censo de 2020.
La controversia se centraba en si la administración podía preguntar sobre la ciudadanía, una medida que podría afectar el equilibrio de poder en los estados y la Cámara de Representantes, que se basan en la población total .

Mirá también
Mirá también

Estados Unidos: investigan una denuncia de abuso a una menor de edad en un puesto fronterizo de Arizona

Agregar la pregunta, decían los críticos, podría resultar que las minorías sean subestimadas y asustar incluso a los residentes legales o ciudadanos naturalizados de completar el cuestionario, que también se utiliza para determinar la financiación de una serie de programas gubernamentales.

Los demócratas temían que si los inmigrantes no son tenidos en cuenta, el gobierno redistribuya los recursos de las ciudades dirigidas por demócratas, donde tiende a agruparse ese sector, hacia áreas rurales y de blancos en las que los republicanos tienen mejor desempeño electoral.

Mirá también
Mirá también

California se convirtió en el primer estado de Estados Unidos en ofrecer seguro médico para inmigrantes ilegales

Un decreto, por sí solo, no anularía una decisión judicial, pero daría una base para que los abogados de la administración Trump convenzan a la justicia federal de que la pregunta sobre la ciudadanía del encuestado debe incluirse.

Fuente: AP y AFP

Fuente: Diario Clarín >> lea el artículo original