Cada vez existen más páginas en Internet que nos permiten alquilar casas o alguna habitación cuando viajamos a otra ciudad. Por lo general la experiencia siempre es la esperada pero hay algunos casos en los que las fotos que hemos visto a través del portal web no son un reflejo de la realidad.

Ben Speller, quería asistir al partido de la Champions Leage del Tottenham contra el Ajax en la ciudad de Ámsterdam, por ello alquiló una 'casa limpia con baño privado' a través de la página de Airbnb. Su sorpresa fue cuando llegó a la dirección de la casa que había alquilado y se encontró con un contenedor de transporte en la acera de una calle.

Speller había alquilado la supuesta vivienda por 134 euros y al llegar allí no dudó en denunciarlo a través de su Facebook. Según The Next Web no es la primera vez que ocurre una cosa de este tipo. EL medio holandés afirma que hay otro contenedor en la ciudad que también está siendo alquilado por la misma persona.

También te podría interesar...

Fuente: Antena3 >> lea el artículo original