Cristina Kirchner por obra pública, TOF 2'>

Los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso son quienes deberán juzgar a Cristina Kirchner y a un grupo de ex funcionarios del kirchnerismo en la causa del redireccionamiento de la obra pública en Santa Cruz a favor del empresario Lázaro Báez, quien también deberá sentarse en el banquillo de los acusados.

Estos magistrados deben resolver en las próximas horas si suspenden o no el inicio del juicio oral previsto para el martes próximo, el primero por corrupción que deberá enfrentar la ex presidenta a partir de la decisión de la Corte de pedir ese expediente para analizar el rechazo a los numerosos recursos presentados por las defensas.

La integración final del Tribunal Oral Federal Nº 2 quedó definida por la Cámara de Casación al confirmar a Basso – del TOF 3- como el tercer integrante, cargo que se encontraba vacante desde que murió Jorge Tassara, en marzo de este año. El camarista Javier Carbajo, en un voto unipersonal, decidió no hacer lugar al recurso de queja presentado por la defensa del ex ministro Julio De Vido, que había objetado a Basso.

Este magistrado había sido sorteado como cuarto juez para la conformación anterior del tribunal, pero luego de la muerte de Tassara, se realizó un nuevo sorteo del cual surgió la jueza Adriana Pallioti, del Tribunal Oral Federal Nº 5.
Palliotti pidió excusarse porque exceso de trabajo, pero el pedido fue rechazado y ahora quedó como cuarta jueza, para intervenir como suplente.

El Tribunal Oral Federal 2 – con Basso como integrante- fue el que en abril dio su aval para que la ex mandataria viajara a ver a su hija, que se encuentra bajo tratamiento médico, pese a la oposición del fiscal Diego Luciani.

De carrera judicial y bajo perfil, estos magistrados llegaron a sus cargos por concurso.
Sus nombres cobraron notoriedad a partir de su intervención en una serie de juicios orales de resonancia pública en los que intervinieron en los últimos tres años, en los que estuvieron como acusados varios ex funcionarios del kirchnerismo y menemismo.

Gorini, Giménez Uriburu y Pallioti juraron como jueces de los Tribunales Orales en 2011, en tanto que Basso, ex secretario en los Tribunales de Lomas de Zamora, lo hizo en 2015.

Los antecedentes del TOF 2

Como integrante del TOF 2 que actualmente preside, Gorini llevó adelante el juicio de encubrimiento de la voladura de la AMIA, que terminó en la condena el 28 de febrero pasado al ex juez Juan José Galeano, al ex jefe de la ex SIDE Hugo Anzorreguy, y a Carlos Teilleldín.
El ex presidente Carlos Menem salió absuelto.

Es el mismo Tribunal que en marzo pasado condenó a Menem, junto a Domingo Cavallo, por la venta irregular del predio de La Rural, y absolvió a los directivos de la Sociedad Rural y los tasadores.
El ex mandatario recibió una pena de tres años y nueve meses de prisión, y el ex ministro de Economía, de tres años y medio.

El TOF 2, con su integración original, también llevó adelante el juicio la tragedia de Once, en el que sentenciaron a los ex secretarios de Transporte Juan Pablo Schiavi a ocho años de prisión, y a Ricardo Jaime a seis.
Entre otros acusados, el ex empresario Claudio Cirigliano recibió nueve años.

Pallioti, por su parte, actualmente interviene también en el juicio contra Báez y sus hijos por lavado de activos que lleva adelante el Tribunal Oral Federal 4. Fue una de las magistradas, junto con Gabriela López Iñíguez, que le concedió la libertad al ex vicepresidente Amado Boudou en la causa Ciccone, hasta tanto la condena quedara firme.
Esa decisión luego fue revocada por la Cámara de Casación.



En otro de los procesos de los que participó, votó a favor de condenar a Guillermo Moreno por peculado, en la causa por el cotillón contra el Grupo Clarín.

Como jueza del TOF 5, dictó sentencia en el histórico juicio de lesa humanidad en el que se juzgaron los delitos cometidos en la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) durante la última dictadura militar.
Allí, junto al hoy camarista federal Leopoldo Bruglia y Daniel Obligado, condenaron a perpetua a 29 acusados e impusieron penas de 8 a 25 años a otros 19.

En febrero de este año, el TOF 2 – integrado aún por Tassara- recibió la certificación internacional ISO 9001:2015 del Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM), por la implementación del Sistema de Gestión de Calidad en la mesa de entradas del tribunal.

 

TEMAS RELACIONADOS

Juicio a Cristina Kirchner por obra pública TOF 2

Fuente: Infobae >> lea el artículo original