El gobernador Alfredo Cornejo lanzó críticas hacia el cristinismo, hacia el ex justicialismo local, hacia el gobierno de Mauricio Macri y hasta hacia la misma parte de la sociedad que 'se golpea el pecho pero tiene una altísima tolerancia a la corrupción'.

En diálogo con Ricardo Montacuto en Te Digo lo que Pienso por Radio Nihuil, respecto al pedido de la Corte de revisar el expediente del juicio oral por las coimas adquiridas a través de la obra pública, antes de que comenzara el proceso oral, Cornejo aseguró que 'Es una decisión preocupante porque en la Argentina todos los casos de corrupción que se dilatan y se esquivan van rumbo a la no resolución. Y este caso es muy emblemático porque está a la vista todo, es evidente que Cristina Fernández ha blanqueado dinero de la corrupción de la obra pública con Lázaro Báez a través de sus hoteles'

Agregó que 'es evidente que es una dilación más y es preocupante. A la Argentina no le va a ir bien económicamente, ni a su clase media, ni a los pobres, si no termina con la corrupción. La corrupción es tan importante como sanear la economía para que nos vaya bien.'

Contra el populismo

Sostuvo que los que creen que con el peronismo vivían mejor aunque acepten que se robó, 'están en un error, el populismo lleva a la gente a este escepticismo donde no importa si roban, me importa que me regalen cosas que me den cosas, obvio que hay gente que pide trabajo y yo estoy del lado de esa gente. Pero tienen que saber que un sistema corrupto nunca va a sanear la economía y eso nunca va a darle empleo a la gente.'

De todos modos, confió en que 'hay una porción de los ciudadanos, sobre todo los trabajadores de la clase media, que hacen una relación directa entre que ellos trabajan y alguien se la roba'.

'El caso Lobos es patético'

En contraposición al funcionamiento de la Corte, Cornejo precisó que 'En Mendoza a pesar de que la justicia está muy lenta ya tenemos dos intendentes condenados, como Lobos y Salgado y otro que sacó 50 % de los votos como Righi que va por ese camino.'

También criticó a los referentes del PJ y expresó que 'Muchos se victimizan con que se trata de persecuciones políticas pero después cuando hay condena desaparecen. No he visto hablar a Bermejo, ni tampoco a Righi sobre la condena de Lobos ni a nadie del justicialismo'.

'El caso de Lobos es patético, aunque es un caso menor por el que lo están condenando, es simbólico, y si a los mendocinos les da lo mismo que haya un tipo que con la plata de todos los que trabajan le paga a una doméstica y le da lo mismo bueno, allá él si le da lo mismo', lanzó.

Y aprovechó para tirar las orejas de la justicia local: 'la condena a Lobos es menor por ahora porque él también se ha quedado con terrenos y no es el único intendente (que compró lotes). Lo de Lobos es patético, vergonzoso, la condena de 4 años y medio es poco al lado de todo lo que falta investigar'.

'En Mendoza ya estamos teniendo precisiones: hay varios intendentes enriquecidos y funcionarios también y yo no voy a aflojar un milímetro aunque eso dé más o menos votos, para que en Mendoza tengamos una economía saneada y un sistema político transparente', concluyó.

Mirando al futuro

Para el gobernador se debe encarar una lucha contra esa tolerancia a la corrupción. 'El escepticismo no debe ganar a los decentes, es imprescindible que nadie baje los brazos porque si no vamos a terminar como Venezuela, al borde de la guerra civil y, sobre todo, perdiendo los talentos'.

También se mostró reacio a la idea de que CFK esté primera en las encuestas: 'Más de La mitad de los argentinos no quieren que vuelva Cristina pero son más silenciosos que las minorías que sí quieren', aseguró.

Además, alertó que si hay u regreso del kirchnerismo no será igual que el último gobierno de CFK: 'una cosa es ser populista y regalar plata cuando hay dinero con la soja a U$S600 y otra cosa es con la economía que va a venir. Con CFK, con Lavagna, con Macri, no vamos a solucionar la economía'.

'El mundo se ha vuelto cada vez más competitivo y está siendo más exigente, está haciendo maravillas en cuanto a avances tecnológicos y hay escaso espacio para un gobierno populista', opinó.

Y vaticinó que 'Lo que viene es de mucho esfuerzo, los que crean en propuestas fáciles de Cristina se van a llevar una decepción muy grande si esperan que ella haga un gobierno de regalar como fue el último'.

Fuente: MendozaPost >> lea el artículo original