El ministro Germán Garavano, la secretaria Laura Alonso y el diputado Pablo Tonelli acusaron a los jueces supremos de hacer 'especulación electoral' por solicitar un expediente y postergar de hecho el primer juicio oral contra la ex mandataria.

Preocupado por la posibilidad de no contar con una foto deCristina Fernández de Kirchner paseándose por los tribunales en pleno añoelectoral, Cambiemos salió a cuestionar la decisión de la Corte Suprema depostergar de hecho el comienzo del primer juicio oral contra la ex presidentaprevisto para el 21 de mayo.
'La verdad que es un fallo muy inusual con uncondimento polí­tico muy grande, preocupa.
Esto lo que hace es impedir larealización de un juicio oral, que es el momento donde los fiscales acusan ylas partes acusadas se defiendan', aseguró el ministro de Justicia, GermánGaravano, quien salió a criticar al máximo tribunal en coro con funcionarioscomo la titular de la Oficina Anticorrupción Laura Alonso o el diputado yconsejero de la Magistratura, Pablo Tonelli.

El oficio emitido ayer por los jueces Ricardo Lorenzetti,Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda y Elena Higton de Nolasco, enfureció almacrismo.
Los supremos, con la excepción de Carlos Rosenkrantz, solicitaron'con carácter de urgente' el expediente al TOF 2 para analizar lasintervenciones de la Cámara de Casación durante el proceso y determinar si losplanteos hechos por los acusados son admisibles. 

'La revisión de la Corte o de las Cámaras son despuésde hecho el juicio y dictada la sentencia, en ningún lugar del mundo seproducen antes de la decisión de los casos, eso también es muy peculiar denuestro sistema que ha servido para generar impunidad o demoras de entre 10 y13 años', se quejó Garavano, quien remarcó que la Oficina Anticorrupción habí­asolicitado que igualmente se realice el juicio. 

'Esperamos que los jueces Rodrigo Giménez Uriburu,Jorge Gorini y Andrés Basso, den inicio al juicio de Obra Pública el 21 de mayoporque saben perfectamente que pueden hacerlo y que ni siquiera esta alocada decisiónde la Corte lo suspende', sostuvo por su parte Alonso.
La funcionaria, quesemanas atrás reconoció que durante su gestión no impulsará acciones judicialescontra el gobierno de Mauricio Macri, aseguró que la de ayer es 'unaescandalosa resolución con olor a (el exjefe de Gabinete) Alberto Fernández enbusca de impunidad para la ex presidenta'.
'Es una vergí¼enzarepublicana', se escandalizó.

Tonelli, uno de los integrantes de la mesa judicial delGobierno, fue un poco más diplomático que su compañera.
Sostuvo que la decisiónde los magistrados 'parece una especulación en un año electoral'.Agregó que le llamaba 'la atención' y que le parecí­a 'muyrara' la decisión.
'No me gustó', concluyó. 

En esa causa están procesados, además de la ex mandataria,el ex ministro de Planificación del kirchnerismo, Julio De Vido y el empresariosantacruceño Lázaro Báez, detenido desde 2016, entre otros imputados.
Entre lospedidos de prueba que formuló Cristina Fernández en la causa, y que no fueronrealizados, figuran una auditorí­a sobre todas las obras públicas que seejecutaron durante los doce años de los gobiernos kirchneristas./Página12.

Fuente: Primera Fuente >> lea el artículo original