El viernes pasado en la FAB se puso en juego un título trucho, aunque en realidad nunca estuvo en claro cuál era.
No se anunció -ex profeso-, se lo quiso camuflar con el 'sudamericano del CMB', y por si fuera poco, el fallo debió haber sido descalificación para el uruguayo Amílcar Vidal (que ganó), absurdamente el protagonista de una velada argentina

Todavía nos seguimos preguntando por qué un uruguayo (Amílcar Vidal) tiene que ser el protagonista principal de una velada boxística realizada en un ring tan criollo como el de la FAB el viernes pasado, y televisado por la pantalla deportiva nacional (TyC Sports).
Y por qué contra un argentino que fue bien de punto como Martín Bulacio.
(NdeR: Vidal GKOT 8).

Fuente: Diario Popular >> lea el artículo original