En medio de escombros y de lodo, los bomberos y agentes de Defensa Civil trabajaban este lunes en búsqueda de las 13 personas que fueron dadas como desaparecidas en la tragedia.

El viernes, dos edificios de cuatro pisos construidos irregularmente en calles y veredas de tierra se derrumbaron luego de que sus cimientos cedieran tras los temporales que sufrió Río de Janeiro.

Centenas de vecinos están agolpados desde entonces en la búsqueda de los cuerpos.

Según informó hoy un portavoz de bomberos, fue encontrado el cadáver de Antonia Sampaio, de 31 años, una de las residentes en el edificio.

La región es controlada por las mafias parapoliciales de Río de Janeiro, que han lanzado una serie de obras ilegales de edificios de amplios apartamentos en lotes públicos y favelas.


Fuente: Télam >> lea el artículo original