Hebe de Bonafini, Madres de Plaza de Mayo'>

La titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, apeló al sarcasmo y a un nuevo exabrupto para referirse a la tensión vivida más temprano en la puerta de la sede de la entidad, donde la justicia intentó realizar un inventario de bienes.

La líder de la agrupación tomó la palabra poco después de las 12.30.
Alrededor de una hora antes, se habían vivido incidentes, cuando el abogado de la sindicatura, Daniel Truffat, intentó ingresar al inmueble. Manifestantes impidieron su acceso al edificio y el hombre tuvo que abandonar el lugar custodiado por efectivos policiales.

'La historia de las Madres es de batalla, de resistencia, de no claudicar, de no callarnos, de decir la verdad, por más dura que sea.
Y ese 'no callarnos' nos cuesta esto.
Si fuéramos buenas, prolijitas y estuviéramos calladas haciéndonos las pacifistas… nosotras somos pacíficas, pero no pacifistas
, que son dos cosas absolutamente diferentes', afirmó De Bonafini ante un centenar de personas reunidas en la calle Hipólito Yirigoyen al 1.500.

Y agregó: 'El día de hoy es un día para la historia, donde el pueblo vino a defender lo que le pertenece, que es esta casa, con el archivo, con todo lo que tiene dentro y todo lo que las Madres les pensamos dejar a sus hijos, sus nietos y sus familias'.

'No importa qué pase, qué diga el juez, qué diga el síndico.
Todos ellos, es todo tan falso, siniestro y mentiroso, que la verdad, no puedo decir más que me chupa un huevo'
, disparó Bonafini en su mensaje.

'La única batalla que no hemos podido ganar hasta ahora fue encontrarnos con nuestros hijos, pero sí pudimos socializar la maternidad y hacer que ahora miles y miles de hijos asuman la responsabilidad de levantar las mismas banderas que los nuestros para ayudarnos a seguir ganando grandes y pequeñas batallas', afirmó De Bonafini.

Y completó: 'Esta casa es de todos, esta casa no es de las Madres.
Esta casa la hicimos, la defendimos y la cuidamos con el mismo criterio que nuestros hijos dieron la vida.
Por los otros y para los otros.
Esto es para las futuras generaciones'.

El conflicto se inició luego de que el juez de lo Comercial Nº 13 Fernando Javier Perillo ordenara el proceso de inventario de los bienes dentro de la sede de Madres.
El operativo surge como parte de la causa de la quiebra de la Fundación Madres: ante las deudas económicas existentes (en su mayoría ante ex empleados), el inventariado de bienes permite justamente poder comenzar a saldarlas.

Sin embargo, desde la agrupación de las Madres aseguraron que el objetivo de la Justicia responde a un intento de confiscar y apropiarse el Archivo Histórico de la Asociación, que acumula unas 42 horas de historia.
Las Madres también temen perder el propio edificio de la sede.

Cuando Truffat intentó ingresar al edificio decenas de personas lo insultaron e impidieron su acceso al mismo.
El hombre debió marcharse del lugar escoltado por la Policía de la Ciudad, para que el asunto no pasara a mayores.

'Hoy no se pudo hacer la diligencia, pero seguramente se hará una próxima vez.
Las Madres están en quiebra y esto es un proceso habitual cuando eso sucede', dijo Truffat a los medios.

La medida dictada por Perillo responde a una presentación del juez Javier Buján, quien fuera asignado como rector interventor del Instituto Universitario Nacional de Derechos Humanos (Iunma) por decisión del ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano.

 

SEGUÍ LEYENDO:

Incidentes durante un operativo judicial en la sede de las Madres de Plaza de Mayo

TEMAS RELACIONADOS

Hebe de Bonafini Madres de Plaza de Mayo

Fuente: Infobae >> lea el artículo original