El DT de Boca ataja todas las cargadas por la final perdida frente a River y marca una clara diferencia con el riojano, que le gritó a toda la Bombonera que él no se había ido a la B con el Millo.

Una notable diferencia...Desde que puso un pie en la Boca, Gustavo Julio Alfaro paró de pechito todas las cargadas que no le pudieron hacer los hinchas de River a Guillermo Barros Schelotto por haber perdido la final de la Copa Libertadores con el Millo en el Santiago Bernabeú de Madrid.

Fuente: Diario Popular >> lea el artículo original