El Gobierno del Reino Unido pedirá a la Unión Europea (UE) retrasar la fecha de salida del país del bloque, fijada para el 29 de marzo, para tratar de consensuar con el Parlamento una hoja de ruta, tras el contundente rechazo del plan gubernamental.

La Cámara de los Comunes apoyó este jueves por 413 votos frente a 202 pedir a los Veintisiete que se amplíe el periodo de negociación mediante la prórroga del artículo 50 del Tratado de Lisboa, lo que significa que la primera ministra, la conservadora Theresa May, no cumplirá su promesa de sacar al país de la UE a finales de este mes.

Fuente: EFE >> lea el artículo original