En un salón colmado de vecinos, militantes políticos, legisladores, y representantes gremiales, Roberto Sukerman, presentó su candidatura a intendente de Rosario para las elecciones de este año.

Rosario es la ciudad que me vio nacer, es la ciudad que elijo para vivir, la que camino y bicicleteo todos los días.
Tenemos un sueño colectivo que viene desde hace mucho tiempo y hoy tenemos una oportunidad histórica”, expresó emocionado en el comienzo del acto.

Lo acompañaron Omar Perotti y Alejandra Rodenas, precandidatos a gobernador y vice por el Frente Juntos, Norma López, precandidata a senadora por el departamento Rosario, Leandro Busatto, precandidato a diputado provincial, y el diputado nacional Agustín Rossi.
En las primeras filas estaban presentes también los precandidatos a concejales Marina Magnani, Eduardo Toniolli, Fernanda Gigliani, y el precandidato a diputado del Frente Renovador Eduardo Romagnoli.

“Somos gente de trabajo que recorre la ciudad y escucha a todos los vecinos.
No podemos pensar a Rosario solamente en clave de emergencia, hay que tener la valentía, la decisión y el coraje para encarar los problemas más importantes que tiene la ciudad para terminar con todas la situaciones de desigualdad que se están viviendo”, manifestó el candidato.

Roberto Sukerman.jpeg

En esta línea, aseguró que el intendente de Rosario tiene que ponerse al frente de un programa de crecimiento y desarrollo para la ciudad: “Nunca vimos a la gestión municipal al lado de los trabajadores.
aEstamos viviendo una situación dramática.
Hoy tenemos empresarios y trabajadores espalda con espalda defendiendo el empleo, viendo de qué manera se puede salir adelante y la Municipalidad no está presente”, sentenció.

Santa Fe irá a las PASO el próximo 28 de abril y finalmente tendrá las elecciones definitivas el 16 de junio.

Durante el acto Sukerman arremetió además contras las políticas de producción y empleo de la administración local: “El socialismo nunca tuvo una secretaría de la producción en manos propias, siempre se la han dado a los aliados porque no está en su ADN.
Las industrias se han ido de la ciudad de Rosario y las vemos en otras localidades, y nadie se hizo mayores problemas cuando se fueron”.

Por otra parte, se refirió al estado de situación en los barrios de la ciudad, principal flanco de las críticas a los gobiernos del Frente Progresista: “Tenemos que revertir el abandono que hay en los barrios con un shock de obra pública”, indicó.

En materia de seguridad, Sukerman expresó su voluntad de intervenir directamente en el área: “Sostengo que el Intendente de Rosario no puede desentenderse del tema.
El fin de semana pasado hubo 6 muertos en 24 horas y Mónica Fein se dedicó a recorrer los carnavales”, apuntó.

En relación al transporte, el candidato recordó que todavía “hay barrios donde ingresa una sola línea y con muy mala frecuencia” y aseguró que una de sus primeras medidas como Intendente de Rosario será estudiar una reducción del precio del boleto: “Eso no es una medida demagógica, tenemos los números para poder hacerlo.
Y en eso nos vamos a diferenciar de Fein que aumentó el 101% en un año en complicidad con Cambiemos”.

Sobre el final, Sukerman aseguró que siente el cariño y la empatía de un amplio sector de la sociedad rosarina: “Vamos a soñar junto a ustedes, vamos a estar en la Rosario más profunda que es la esencia del peronismo, y lo vamos a hacer con ideas, pero sobre todo con pasión.
Vamos a ganar en Rosario, en Santa Fe, y ese será el puntapié para las elecciones nacionales”.

Fuente: Ambito >> lea el artículo original