La denuncia fue hecha por un utilero en una fiscalía de Avellaneda y es por un hecho ocurrido a mediados de febrero.

Uno de los utileros de Racing denunció que la barra 'apretó' al plantel el pasado 5 de febrero, cuando el equipo marcha primero en la Superliga.
A pesar de haber sido llamados a declarar, ni Lisandro López ni Eduardo Coudet se presentaron en la justicia.

Fuente: Diario Popular >> lea el artículo original