El 12 de septiembre del año pasado, Apple presentó sus últimos tres modelos del iPhone: Xs; Xs Max y Xr. La apertura en aquella oportunidad fue protagonizada por el CEO de la compañía, Tim Cook, quien celebró los 2.000 millones de dispositivos iOS activos en todo el mundo.


Algo parecido ocurrió semanas atrás, precisamente el 20 de febrero, cuando Samsung se adelantó a todos este año y celebró el décimo aniversario de su gama Galaxy S con la presentación de su nuevo tanque: Samsung Galaxy S10. La compañía presentó tres modelos (S10+, S10 y S10e) que vienen, esencialmente, con mejor cámara, más batería y casi sin botones.

A partir de esta presentación -el presidente de Samsung Electronics, Dong-Jin Koh, remarcó también que Samsung alcanzó las 2.000 millones de dispositivos vendidos- los fanáticos comenzaron a preguntarse cuál es el smatrphone que tiene la mejor cámara en la actualidad: ¿El novedoso iPhone Xr o el impresionante Samsung Galaxy S10e?.

Ambos son, por así decirlo, los modelos más “económicos” de las últimas presentaciones de los gigantes tecnológicos. Por un lado, el iPhone Xr cuenta con una pantalla de 6.1 pulgadas, una cámara de 12 megapíxeles, pantalla sin bordes, true tone y está disponible es seis colores.

Además, tiene una retina líquida de 6,1', incluye Face ID, no tiene botón Home, una cámara trasera de 12 MP, estabilización óptica, nuevo sensor y mejor angular. Su batería tiene una duración de una hora y media superior al de iPhone 8 Plus y posee memoria de 64, 128 y 256 MB.

Por su parte, el Galaxy S10e tiene una pantalla de 5.8 pulgadas, tiene una cámara trasera de 12 y 16 MP (posee dos), una cámara frontal de 10 MP, huella dactilar, Acelerómetro, Giroscopio, Proximidad, Brújula, Luz ambiente, Reconocimiento facial y un almacenamiento interno de hasta 256 MB que puede expandirse hasta 512 MB con una memoria externa.

Pero detengámonos en lo que importa: las cámaras de ambos. El iPhone XR cuenta con una cámara trasera de 12 MP, un lente gran angular de 26 mm y una cámara frontal de 7 MP. Por su parte, el teléfono de Samsung tiene dos lentes: uno de 12 MP y otro de 16 MP, más la cámara frontal de 10 MP como mencionábamos antes. Clara ventaja para los surcoreanos.

Según AppleInsider, el Galaxy S10e aplica un efecto en las luces más cercanas que se encuentran en la calle haciendo alusión a unas estrellas a la hora de tomar fotografías nocturnas, mientras que el dispositivo de la compañía de la manzana captura los tonos de negro más definidos y “una imagen más atractiva” para la vista del usuario, lo que podría significar un punto para Apple

Sin embargo, el portal Pulzo sostuvo que al tomar imágenes de alimentos, el Galaxy S10e logró incorporar una mayor saturación y contraste. Además, la cámara del dispositivo de Samsung tomó fotos con colores mucho más cálidos que las del iPhone, el cual no se aleja de los tonos naturales. Esta vez, el punto se lo lleva la empresa de Corea del Sur. 

Por su parte, Cnet suma que en el modo retrato de Samsung incorpora diferentes fondos con filtros borrosos, una cualidad que no tiene el iPhone XR, ya que este efecto en específico no es tan bueno. De esta manera, Apple deberá mejorar en este aspecto.

En cuanto a la cámara frontal, AppleInsider explica que el Galaxy S10e en general maneja un suavizado en los detalles muy claros, lo cual hace que se pierda la fidelidad de la realidad. 

Si bien el iPhone Xr y el Galaxy S10e tienen una buena calidad de imagen –hablamos de teléfonos cuyo valor supera los 749 y 849 dólares, respectivamente- parten de diferentes lugares para ofrecer la “imagen perfecta”: la firma de Cupertino le apuesta a los colores naturales, mientras que la compañía de Corea del Sur a la identificación del sujeto con ayuda de su lente Ultra Wide.

Fuente: Big Bang News >> lea el artículo original