Los Grammy son una de esas ceremonias que cada año reúnen a miles de personas frente a una pantalla de televisión o de ordenador -y en los últimos años de smartphone- para disfrutar de la música y de los artistas del momento.

Si bien es cierto que es un espectáculo en el que los protagonistas suelen ser los músicos norteamericanos, cada vez la presencia de las estrellas latinas es más potente, tanto a nivel de actuaciones como de nominaciones. Un claro ejemplo de esto fue una de las actuaciones más esperadas de la gala del año pasado, en la que los ritmos tropicales los trajeron Luis Fonsi y Daddy Yankee con el mundialmente cantado y bailado Despacito.

Además, echando la vista un poco más atrás, también han destacado las actuaciones del cubano Pitbull en 2016, la de Juanes en 2015, la de diva de barranquilla, Shakira, con su popular Hips Don’t Lie en 2007, la de Jennifer López con su exmarido Marc Anthony en 2005 y la del puertorriqueño Ricky Martin, uno de los primeros latinos en romper la franja anglosajona de la industria, que actuó allí en el 1999.

Como es lógico y viendo la trayectoria de muchos de los artistas más internacionales, el show de este año, que tendrá lugar en el Staples Center de Los Ángeles, también lo encabezan muchos artistas de origen o raíces latinas. La propia organización de los Grammy, que este año celebran su 61ª edición, ha confirmado que los encargados de abrir el show serán J Balvin; Camila Cabello, que aunque se ha criado en Estados Unidos nació en La Habana (Cuba), el trompetista también cubano Arturo Sandoval y Ricky Martin, que confirmó su asistencia en Instagram, a pesar de no optar a ningún premio.

Y como no podía ser de otra manera, también la lista de nominados está repleta de artistas hispanoamericanos. La reina indiscutible de estos es Camila Cabello, que aunque lidera con sólo dos nominaciones por su actuación pop en solitario de Havana y por su álbum Camila como mejor CD de pop, es considerada una de las mujeres del momento además de un icono de estilo.

Los nominados

Camila Cabello opta a dos premios, mientras que el resto de estrellas latinas como J Balvin, Luis Miguel o Demi Lovato sólo a uno

Por detrás de ella, como no podía ser de otra manera, se encuentran el colombiano J Balvin, que ya actuó en la gala de los Grammy Latinos , y el puertorriqueño Bad Bunny, que al igual que Cabello no son sólo conocidos por su música sino que se han convertido en íconos latinos globales por su forma de vestir, actuar y por sus colaboraciones con grandes artistas internacionales. Ambos están nominados en la categoría de mejor grabación con I like it, tema en el que también participa Cardi B (nominada en cinco categorías por este tema y por su disco en solitario Invasion of privacy), que a pesar de ser estadounidense de nacimiento tiene raíces dominicanas.

Por otro lado, Luis Miguel opta al Grammy de mejor álbum regional mexicano por su ¡México para Siempre! y Demi Lovato al de mejor actuación de pop en pareja/ grupo por su dueto junto a Christina Aguilera Fall in line. Al igual que Cardi B ambas nacieron en los Estados Unidos pero tienen ascendencia hispana.

La categoría que engloba más artistas latinos en los Grammy de este 2019, como cabría esperar, es la de mejor álbum pop latino, que cuenta con el único español nominado este año, Pablo Alborán por su Prometo. También Carlos Vives y Natalia Lafourcade son algunos de los nombres que suenan más alto entre los favoritos, aunque habrá que esperar hasta esta madrugada para poder confirmar quién se llevará la estatuilla finalmente.

Fuente: La Vanguardia >> lea el artículo original