Susana, a sus 67 años perdió de repente a familiares y parientes cercanos y su caso, igual que el de otras mil personas se convirtió en un gran enigma médico. Para dar con la clave de este 'misterio' los investigadores tuvieron que explorar la parte genética de toda la familia.

Los médicos tuvieron que hacer un análisis de la mutación que encontraron para determinar el causante de la muerte súbita, una enfermedad que hace tan solo 15 años ni se pensaba ya que era una gran desconocida.

Un descubrimiento que ha supuesto despejar el futuro a otros miembros de la familia, afectada por la mutación.

Aunque la investigación ha dado mucha información sobre la muerte súbita, aún quedan muchas preguntas por responder. Como por ejemplo, por qué hay portadores que están en más riesgo que otros.

Fuente: Antena3 >> lea el artículo original