05/10/2018


Portezuelo del Viento, la megaobra que está encaminada a licitarse, generará al entrar en operación unos US$ 15 millones anuales en regalías.
Desde el Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía confirmaron que ese monto se utilizará para desarrollar un set de proyectos hidroeléctricos durante las próximas décadas.

La confirmación que brindó el jefe de Gabinete, Marcos Peña, en su informe en el Congreso Nacional.
Dejó en claro que Mendoza se verá doblemente beneficiada por una obra que tendrá un fuerte impacto económico por su dimensión, pero también desde su entrada en operación, ya que la venta de la energía que genere quedará a favor de la Provincia.

“Queremos recuperar la Mendoza que durante las décadas del 60 y del 70 comenzaba un proyecto hidroeléctrico cada casi cinco años.
Eso permitió desarrollar sectores económicos y empresas proveedoras que generaron trabajo y dinamizaron la economía.
Por eso vamos a crear un fideicomiso específico para que una parte de ese futuro dinero que genere Portezuelo se destine a la diagramación de nuevas represas”, afirmó Martín Kerchner, ministro de Economía, Infraestructura y Energía.

De acuerdo con los datos actuales del mercado, se estima que Mendoza podrá vender US$ 15 millones de energía eléctrica por año, ya que por cada MWh generado Cammesa paga hoy 19 dólares.

La venta de energía se realizará a través de la Empresa Mendocina de Energía (Emesa), que actuará como agente del mercado eléctrico mayorista.
“El Estado provincial tendrá US$ 2,5 millones en concepto de regalías, US$ 1 millón más por Ingresos Brutos, mientras que el resto se destinará a un fideicomiso que se creará específicamente para construir obras hidroeléctricas.
Para concretar esto último, vamos a presentar un proyecto de ley para asegurar los fondos”, explicó el director de Energía, Pablo Magistocchi.

Hay que recordar que Portezuelo del Viento tendrá una potencia de 210 MW y la represa será cinco veces más grande que el dique Potrerillos, por lo que podrá abastecer de energía a 125 mil hogares.

Además, Peña en su informe ratificó que la megaobra se realizará dentro del sistema de Participación Público-Privada (PPP), “cuyo esquema flexible permite diferir en el tiempo los pagos correspondientes a la obra, los cuales van a ser financiados en su totalidad por el Estado nacional”.

La obra figura en el presupuesto nacional con un monto de US$2.607.126.36 millones hasta 2034.
El primer desembolso será de US$355 millones recién en 2024, porque en este tipo de modalidad de contratación el dinero se entrega cuando termina la obra, que, en este caso, tiene un plazo de ejecución de 5 años.

Fuente: Mediamza >> lea el artículo original