Se trata de la subestación móvil Puesto Roca, situada en la localidad bonaerense de Témperley, con la cual la distribuidora asegura que mejorará la calidad del servicio de los vecinos de Temperley, Turdera, Adrogué; Llavallol y José Mármol, además de Florencio Varela.

Es un centro de transformación que permite convertir la energía de alta a media para así distribuirla, por lo cual cuantas más subestaciones y cables de media cuente el sistema se fortalece la red y la posibilidad de transmitir energía eléctrica a los usuarios.

La empresa informó que la obra cuenta con la instalación de un transformador de 35 MVA, la construcción de un nuevo tablero de Media Tensión y el tendido de 7,4 kilómetros de red de Media Tensión.

La subsidiaria del Grupo Enel invirtió $26 millones para la subestación, como parte del plan que contempla obras por 5.000 millones en 2018 para mejorar la red de distribución, cifra que en 2017 alcanzó los $ 3.800 millones.

Tras la inauguración, el presidente de Edesur, Juan Carlos Blanco, aseguró que 'los clientes notarán progresivamente la mejora en el servicio gracias a obras como esta'.

'Seguimos mejorando la red tal como nos comprometimos a hacerlo en la Revisión Tarifaria Integral, cambiando cientos de kilómetros de cables, renovando transformadores y construyendo subestaciones, además de automatizar y digitalizar la red, algo fundamental para responder con mayor rapidez ante cualquier avería'.

Este año, Edesur inauguró obras de repotenciación de la Subestación Sarandí, en beneficio de más de 150 mil vecinos y fue puesta en marcha la nueva subestación Padre Novak, mejorando el servicio a más de 120.000 personas.

Fuente: Télam >> lea el artículo original