Suena descabellado pero no lo es: en medio de la selva amazónica de Ecuador, Andreas Kay, un fotógrafo especializado en naturaleza, logró retratar a una araña con cabeza de perro.
Aunque claro: existe una explicación.

Metagryne bicolumnata, la araña con cara de perro, se diferencia de las arañas por su cuerpo robusto.
(Photo: Andreas Kay (Flickr, bajo licencia CC 2.0))

Fuente: Diario Clarín >> lea el artículo original