La diferencia entre los candidatos por un escaño al Senado de EE.UU.
en representación de Florida, actualmente en manos del demócrata Bill Nelson, que busca la reelección, se reduce a menos de 22.000 votantes, el 0,26 %, según datos oficiales mientras avanza el proceso para el recuento obligatorio.

Según la ley estatal de Florida, un recuento es obligatorio si el margen del candidato ganador, en este caso el gobernador de Florida, el republicano Rick Scott, es inferior a 0,5 puntos porcentuales.

Bill Nelson (izq) y Rick Scott (REUTERS).

Fuente: Diario Clarín >> lea el artículo original