El primer ministro británico, Boris Johnson, se mostró este viernes dispuesto a dar carpetazo a las negociaciones sobre el Brexit al advertir a la Unión Europea (UE) de que, a menos que haya un cambio 'fundamental' en su posición, el Reino Unido romperá con el bloque comunitario sin acuerdo.

En un tira y afloja con el club comunitario, el jefe del Gobierno conservador elevó el tono de la amenaza al afirmar en una declaración televisada que su país puede optar por una 'solución australiana' con la UE, lo que implicaría terminar las negociaciones sin pacto y pasar a regirse con sus vecinos europeos en virtud de las normas generales de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Fuente: EFE >> lea el artículo original