16 de octubre de 2020  • 11:24

CORDOBA.- El gobierno de Córdoba dio marcha atrás con la decisión de restringir las misas y aplacó la reacción del Obispado que había adelantado que no cumpliría las nuevas limitaciones.
En un comunicado el obispo Carlos Ñáñez expresó 'su malestar y propósito de no acompañar medidas', ante la suspensión de la celebración de cultos por la suba de casos de coronavirus en la provincia.
Después de esa objeción, la Provincia habilitó misas de hasta 30 personas.

El ministro de Salud provincial, Diego Cardozo, fue quien dijo que se trató de una 'mala interpretación' de la Iglesia y aseguró que tanto misas como reuniones no masivas seguían habilitados, bajo ciertos protocolos.

Coronavirus en la Argentina: uno por uno, los requisitos y protocolos que deberán cumplir los aviones, trenes y colectivos para su regreso

Indicó que las misas están permitidas con un máximo de 30 personas, bajo estricto cumplimiento de los protocolos de seguridad sanitaria.
También, los bautismos, los casamientos, las confesiones y los rezos individuales.

'Diálogo franco'

Hoy la Iglesia cordobesa también decidió bajar el tono a las críticas, celebró que se diera el 'diálogo franco' que solicitó a las autoridades, y se congratuló de que se podrá hacer 'celebración de la Eucaristía con una presencia máxima de 30 personas'.
El texto lleva la firma de Ñáñez y los obispos auxiliares Pedro Javier Torres y Ricardo Orlado Seirutti.

Femicidio en Martindale: Silvia Saravia había dormido en la casa de su hija tras una pelea con Neuss

Para el Arzobispado, las aclaraciones del gobierno 'han permitido clarificar diferencias de interpretación de las disposiciones y defectos en la comunicación de las mismas'.
Insisten en que, además, está habilitada 'la apertura de los templos en un horario determinado, la celebración de bautismos y matrimonios, con un número máximo de participantes' cumpliendo protocolos.

En la carta abierta los obispos agradecen 'al Sr.
Gobernador y a sus colaboradores'
.
'Entendemos que de esta manera se puede llevar adelante, aunque limitadamente por el momento, la necesaria atención espiritual de los fieles que dice relación a su salud integral', concluye el texto.

Por: Gabriela Origlia

Conforme a los criterios de

Más información

Fuente: La Nación >> lea el artículo original