El radicalismo también aprovechó, a través de Luis Pastori, para trasladar otros problemas que presentaría el Presupuesto 2021, tal como contó días atrás Ámbito.
'Estamos muy preocupados con la cuestión previsional.
Se prevé un incremento del 31% sobre una partida estimada al 31 de diciembre pero que presenta una subestimación, con lo cual estimamos que no va a superar el 28 o 29% de aumento contra un proyecto que si bien estima una inflación del 29%, que consideramos exageradamente optimista, estamos viendo un ajuste en todo lo que tiene que ver con el gasto previsional, el pago de los haberes previsionales, muy significativo'.

Durante la reunión de ayer -se pasó a cuarto intermedio hasta las 15 del martes próximo- el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, el kirchnerista Carlos Heller, recordó los seis ejes de la ley de gastos: infraestructura productiva y social ($835.000 millones, o 2,2% del Producto Bruto Interno); innovación y desarrollo (160% más con respecto a 2019); salud pública; educación y conectividad; inclusión social activa; y género y diversidad, con $6.205 millones para dicha área.

Heller también aseguró que el dólar 'no está atrasado' y apuntó a la cifras de inflación para el año próximo, de 29%, y de 20% para fines de 2023.
La ley de gastos también prevé un déficit fiscal de 4,5% del PBI y un dólar promedio de $102,4.

Pedido ovino

Otro voto clave para el Frente de Todos es el del aliado casi habitual Luis Di Giacomo (Juntos Somos Río Negro).
Horas antes de iniciar la discusión entre diputados sobre la ley de gastos, el legislador presentó un proyecto para empujar la modificación del régimen de la ganadería ovina y así prorrogar dicho sistema por 20 años, con una actualización de la partida presupuestaria por $1.500 millones anuales.

Milagro en Senado

La Cámara alta se prepara para sesionar mañana.
En las próximas horas ocurrirá una situación que durante meses quedó bloqueada: habrá reunión de Labor Parlamentaria -para definir el temario del encuentro en el recinto- entre los principales jefes de bloque y la titular del Senado, Cristina de Kirchner.

Esta concesión, junto a la participación presencial de más legisladores en recinto, ante sesiones virtuales, derivó la semana pasada en una interna en Juntos por el Cambio, con un enojo del radical Martín Lousteau con su compañero de bancada y jefe del interbloque macrista, Luis Naidenoff.

Fuente: Ambito >> lea el artículo original