13 de octubre de 2020  • 15:07

En medio de la polémica por la creación del polémico Observatorio de la desinformación y la violencia simbólica en medios y plataformas digitales (Nodio), creado con el objetivo de monitorear y 'desarticular' presuntas noticias falsas, un grupo de diputados opositores presentó una denuncia ante la Justicia en contra de la titular de la Defensoría del Público, Miriam Lewin, por 'abuso de autoridad' y 'violación de los deberes de funcionaria pública'.
Además, se la convocó ante el Congreso Nacional.

La denuncia lleva la firma de una decena de diputados de Juntos por el Cambio, entre ellos Fernando Iglesias, Waldo Wolff (Pro) y Graciela Ocaña (Confianza Pública).
Además, Ocaña junto a María Luján Rey y otras legisladoras citarán a Lewin ante la Comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados.

El Gobierno permite que reabran los shoppings porteños y hay resistencias a las restricciones en varias provincias

Las iniciativas ante la Justicia y el Congreso desde la oposición en Juntos por el Cambio se suman a las fuertes críticas que recibió el Gobierno por el impacto que podría tener la iniciativa sobre la libertad de prensa en medios y redes.
En los últimos días, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA) mostraron su repudio, mientras que conocidos periodistas como Luis Novaresio y Marcelo Longobardi exhibieron su preocupación.

Como informó LA NACION, Nodio tendrá la tarea de 'proteger' a las personas mediante la 'detección, verificación, identificación y desarticulación de las estrategias argumentativas de noticias maliciosas y la identificación de sus operaciones de difusión'.
Según Lewin, el órgano surge como respuesta a los reclamos de las audiencias por la proliferación de 'mensajes cargados de violencia y desinformación en redes sociales y en medios'.

'En un tiempo de aislamiento, en el que medios y redes son nuestra ventana al mundo, la difusión de mensajes favorables a la dictadura cívico militar, misóginos, sexistas, racistas, xenófobos, homofóbicos intoxican el debate democrático y refuerzan opiniones que promueven la polarización, cancelan la diversidad y pueden conducir, incluso, a la violencia física', dijo al justificar la creación del órgano.

Por: Brenda Struminger

Conforme a los criterios de

Más información

Fuente: La Nación >> lea el artículo original