BOGOTÁ (Sputnik) — Las autoridades de Colombia dijeron que detuvieron a un presunto rebelde de la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN) que estaría vinculado con el atentado mortal de enero de 2019 a la Escuela de Cadetes de la Policía General Santander, en Bogotá, donde participó en un curso de formación como oficial.

'Se logró la captura de Pablo Antonio Villamizar, alias 'Oli', presunto cabecilla del frente Efraín Pabón Pabón del ELN y quien, al parecer, estaría implicado en el atentado a la Escuela de Cadetes General Santander', ocurrido el 17 de enero de 2019, indicó la Fiscalía General en un comunicado.

 Policía colombiana© AFP 2020 / Raul Arboleda Policía detiene en Colombia a mujer que habría participado en masacre de seis personasSegún la información, alias 'Oli' fue capturado el pasado viernes 11 de septiembre, en zona céntrica de la ciudad de Cúcuta (Norte de Santander, nordeste), donde un juez lo envió a prisión como medida preventiva mientras avanza la investigación por su presunta participación en el atentado.

La Fiscalía señaló que las investigaciones permitieron determinar que Villamizar habría suministrado información importante para la comisión del atentado, 'puesto que participó en un curso de formación como oficial en este lugar'.

En el operativo, que se extendió durante el pasado fin de semana, también fueron capturados tres supuestos miembros más del frente Efraín Pabón Pabón del ELN, a quienes la Fiscalía presentará ante un juez para que les imponga cargos por el delito de extorsión.

Combatientes del <strong><a href=ELN ' title='Combatientes del ELN ' data-src='https://cdnmundo3.img.sputniknews.com/img/105852/31/1058523182_0:0:3947:2099_705x375_80_0_0_84137dfcc44e0b3eb29438ec5c395744.jpg'>© AFP 2020 / ELN's Portal Voces de Colombia Acciones del ELN han matado a 16 civiles en Colombia en 2020'Estas personas al parecer eran las encargadas de la logística, abastecimiento e inteligencia en esta red de apoyo al terrorismo del ELN', agregó la Fiscalía.

Colombia rompió de manera unilateral las negociaciones de paz con el ELN en febrero de 2019, luego de que esa guerrilla se adjudicó el atentado a la escuela de cadetes, que dejó 22 estudiantes muertos y 60 más heridos, por lo que el Gobierno pide que La Habana entregue a los cabecillas del ELN en extradición.

Sin embargo, la isla se opone y asegura que respeta los protocolos de rompimiento de los diálogos de paz firmados con la administración de Juan Manuel Santos (2010-2018), los cuales prohíben detener y extraditar a esos guerrilleros, mientras que la administración del actual mandatario Iván Duque sostiene que no reconoce tales tratados porque fueron acordados con el gobierno anterior.

Fuente: Sputnik >> lea el artículo original