14 de septiembre de 2020  • 19:26

El oficialismo en la Cámara de Diputados se apresta a debatir en los próximos dos meses un paquete de leyes económicas cruciales para el Gobierno.
Una de ellas, que se presentará el martes en el Congreso, es el proyecto de presupuesto 2021, mientras que a fin de mes comenzará el debate de una nueva ley de movilidad de los haberes jubilatorios.

A fin de definir la estrategia parlamentaria, el presidente de la Cámara baja Sergio Massa recibió a los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Interior, Eduardo 'Wado' De Pedro, con quienes mantuvo un prolongado almuerzo en el que también participó Máximo Kirchner, jefe del bloque de diputados del Frente de Todos.
Tras el encuentro, Massa informó que si bien el proyecto de ley de presupuesto ingresará mañana en la Cámara de Diputados -tal como lo estipula la ley-, Guzmán recién lo presentará formalmente el martes próximo ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda.

Se trata del primer proyecto de presupuesto que presentará el gobierno de Alberto Fernández: según trascendió, se estima una recuperación de la economía del orden del 5,5% del PBI del 5,5% en 2021, una inflación de alrededor de 28% anual y un tipo de cambio de alrededor de $100 pesos por dólar a fines del año próximo.
Asimismo, el Ministerio de Economía proyectó un déficit fiscal primario (sin el pago de deuda) del orden del 4,5% del PBI.

Esta estimación del déficit primario implicará un importante recorte del gasto.
De hecho, el ministro Guzmán adelantó que el año próximo algunos programas que se instrumentaron durante la pandemia, como el Ingreso Familiar por Emergencia (IFE) y el de Asistencia al Trabajo (ATP) ya no estarían vigentes; por contrapartida, el Gobierno avanzaría con una fuerte expansión de la obra pública elevando el gasto de capital a un 2,2% del PBI, según trascendió.

Movilidad jubilatoria

Otro de los temas que acaparará el debate parlamentario será la nueva fórmula de movilidad jubilatoriaque regirá a partir del año próximo.
Hoy los haberes previsionales se actualizan por decreto de necesidad y urgencia luego de que el oficialismo, por medio de la ley de emergencia económica, decidiera suspender la aplicación de la fórmula de movilidad aprobada en diciembre de 2017, durante la gestión de Mauricio Macri.

El Gobierno tiene previsto aprobar la nueva ley en noviembre próximo.
En esa línea, el diputado oficialista Marcelo Casaretto adelantó que este mes la Comisión de Movilidad Previsional, de la cual es presidente, redactará la propuesta de ajuste de las jubilaciones y pensiones para aplicar en 2021 y consideró que la fórmula debería contemplar la recaudación, los salarios y la inflación.

La ley aprobada en la gestión anterior establecía que las jubilaciones y pensiones se ajustaran en forma trimestral con una fórmula que combinaba 70% de la inflación y 30% de la evolución salarial en base al RIPTE.
El Gobierno pretende incorporar un tercer componente, la recaudación del sistema de seguridad social.

'La fórmula futura tendría básicamente tres componentes: por un lado, la evolución de los salarios de los trabajadores en actividad; por otro lado, las actualizaciones de precios derivadas de la inflación; y por otro, la vinculación con la recaudación del sistema previsional', explicó Casaretto.

El legislador indicó que 'de la combinación de esas tres variables va a salir la fórmula propuesta, que estaría más cerca de la fórmula de 2008 que de la fórmula de 2017'.
En este sentido, Casaretto adelantó que a fines de este mes la comisión a su cargo elevará la propuesta al Poder Ejecutivo.

Por: Laura Serra

Fuente: La Nación >> lea el artículo original